Banega+10
Banega+10  | Foto: Web

Banega+10

La Selección Argentina se clasificó milagrosamente a os octavos de final con una histórica actuación de Ever Banega que asistió a Messi en el primer gol.

DavidNieva
David Nieva

En la última fecha del Grupo D, Argentina de la mano de Lionel Messi y Marcos Rojo consiguió el tan ansiado pase a los octavos de final de la Copa del Mundo que parecía un sueño o una leyenda que era muy difícil que suceda.

Nuestro capitán, Lionel Messi volvió a dar la cara por nuestros colores y sacar adelante a una selección  confundida y además tuvimos un héroe que se vistió como un bombero rojo que nos devolvió la ilusión para los octavos de final. Estamos hablando del lateral Marcos Rojo, con su gol, disputaremos un nuevo encuentro que será este sábado ante Francia desde las 11 hs.

Los elogios se lo llevan los demás, pero el actor que hizo que la pelota ruede fue Ever Banega, volante del Sevilla que realmente hizo de la suyas, jugando a su estilo que no se pudo ver a otro jugador que estuvo en los anteriores partidos.

Desde el inicio parecía que iba acompañar a Enzo Pérez y Javier Mascherano como doble cinco, pero con el pasar de los minutos, se adelantó y  empezó a hacer el nexo entre el mediocampo y los delanteros.

Con el paso de los minutos encontró espacios y en una de las primeras tiró un pelotazo para Messi que no llegó a controlar el balón. Poco tiempo después nuevamente la fórmula funcionó y el volante del Sevilla le dio un gran  pase para el crack del Barcelona que la paró con el muslo izquierdo y dominó con la izquierda y  definió con derecha convirtiendo un golazo y cortando una sequia de seis partidos sin anotar en Mundiales.

Desde ese momento hubo un quiebre en el partido, Argentina empezó a desplegar su juego y dominar el mediocampo con el control de la pelota. La albiceleste jugaba bien con la conducción de Banega, que hacía recordar al Volante Fernando Gago o como también a Juan Román Riquelme.

Lo cierto es que Banega hacía de la suyas y nuevamente brindó un pase filtrado para Ángel Di María que se escapó con su velocidad y fue derribado al borde del área grande.

Ya en el complemento, con el empate de Nigeria, Argentina no estuvo bien y perdió la concentración del juego y el nerviosismo aumentó notablemente en un equipo que estaba golpeado anímicamente.

Con el ingreso de Cristián Pavón, la banda derecha empezó a tener más velocidad y peligro. A falta de pocos minutos para que finalice el partido, Gabriel Mercado, mandó un centro y el otro lateral Marcos Rojo entró como un delantero y definió  poniendo el 2-1 que le daba la victoria.

VAVEL Logo