En un partido lleno de emociones, Croacia dejó afuera a Rusia y avanzó a semifinales

Tras igualar 2-2 en los 120 minutos, los croatas se impusieron a los locales por 4-3 en la definición por penales y de está forma accedieron a la próxima instancia, donde enfrentarán el miércoles a Inglaterra en Moscú. Andrej Kramaric y Denis Cheryshev anotaron en el tiempo regular, mientras que  Domagoj Vida y Mário Fernandes convirtieron goles en la prórroga.

En un partido lleno de emociones, Croacia dejó afuera a Rusia y avanzó a semifinales
La emoción de los croatas que repiten la gesta de Francia 1998 (Foto: Sitio Oficial FIFA)
Rusia (3)
2 2
Croacia (4)
Rusia (3): Igor Akinfeev; Mário Fernandes, Ilya Kutepov, Sergey Ignashevich, Fedor Kudriashov; Roman Zobnin, Daler Kuziaev; Alexander Samedov (9'ST Aleksandr Erokhin), Aleksandr Golovin (12'PTS Alan Dzagoev), Denis Chéryshev (21'ST Fedor Smolov); y Artem Dzyuba (34'ST Iury Gazinsky)
Croacia (4): Danijel Subasic; Sime Vrsaljko (6'PTS Vedran Corluka), Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic (28'ST Josip Pivaric); Ivan Rakitic, Andrej Kramaric (43'ST Mateo Kovacic), Ante Rebic, Luka Modric, Ivan Perisic (17'ST Marcelo Brozovic); y Mario Mandzukic
MARCADOR: 30'PT Cheryshev (R); 39'PT Kramaric (C); 10'PTS Vida (C); 10'STS Fernandes (R)
ÁRBITRO: Árbitro: Sandro Ricci (BRA). Amonestados: 35'PT Lovren (C); 38'PT Strinic (C); 11'PTS Vida (C); 3'STS Gazinsky (R); 9'STS Pivaric (C)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018, disputados en el Fisht Stadium de la ciudad de Sochi.

En un encuentro marcado por las emociones inesperadas sobre todo en el tiempo extra, Croacia venció al local Rusia por 4-3 en los penales tras igualar 2-2 en los 120 minutos y de está forma accedió a semifinales del Mundial, donde enfrentará a Inglaterra. El árbitro del cotejo fue el brasileño Sandro Ricci.

El partido se llevó a cabo en el Estadio Fisht, que cuenta con una capacidad para 44,287 especatadores y se ubica en la ciudad de Sochi

Diferentes estilos pero absoluta paridad

El desarrollo del primer tiempo fue relativamente parejo, a pesar de que los dos equipos presentaban estilos distintos: Croacia con el dominio mayoritario del balón y posesión del mismo en la mitad de la cancha, mientras que Rusia apostaba a los pases largos y frontales, buscando incomodar a los defensores rivales a través del juego físico del delantero Artem Dzyuba.

Luka Modric e Ivan Rakitic, los principales estandartes croatas, no estaban finos a la hora de la creación de juego, mientras que los que si se mostraban participativos eran los mediocampistas extremos, Ivan Perisic y Ante Rebic. Rusia mostraba chispazos de individualismos con Aleksandr Golovin y Denis Cheryshev.

En la medianía de la primera parte, cuando lo que reinaban eran las impresiciones y la falta de inspiración en ofensiva, a los 30 minutos, Cheryshev sacaría un magnífico remate desde afuera del área que dejó inmóvil al arquero balcánico, Danijel Subasic, y puso en ventaja al equipo local, desatando la algarabía de su gente.

Foto: Sitio Oficial FIFA
Foto: Sitio Oficial FIFA

La alegría rusa no duraría más de diez minutos, ya que los 39, un error colectivo en defensa, le permitiría avanzar por banda izquierda a Mario Mandzukic, que terminó centrando para Andrej Kramaric, que sin marca alguna, cabeceó sin problemas para vencer al guardameta Igor Akinfeev y decretar el empate parcial para los croatas.

Foto: Sitio Oficial FIFA
Foto: Sitio Oficial FIFA

Dominio indiferente de Croacia

En el comienzo de la segunda mitad, la iniciativa fue por parte del equipo croata, que sin embargo no lograba resolver bien las maniobras ofensivas cuando llegaban a los últimos tres cuartos del terreno rival. Rusia no pasaba mayores sobresaltos.

Sin embargo, los dirigidos por Zlatko Dalic contarían con una chance increíble a los 59 minutos, cuando tras un centro desde la derecha, la defensa rusa no pudo rechazar la pelota, que le quedó a Ivan Perisic, que estrelló su remate en el palo izquierdo de Akinfeev.

Foto: Sitio Oficial FIFA
Foto: Sitio Oficial FIFA

La trama continuó siendo la misma durante gran parte del complemento, Croacia era la dueña del balón, pero no conseguía superar a la defensa rival, le faltaban conexiones entre los volantes y delanteros. Rusia parecía repetir el planteo del partido contra España, apostando algún contraataque y aguantando atrás con una gran cantidad de jugadores. Los cambios que hicieron ambos equipos no ayudaron a que se pudiese quebrar el marcador.

El único condimento que hubo hasta el final del segundo tiempo fue la lesión del arquero croata Subasic, que debió jugar los últimos siete minutos con un dolor en la parte posterior del muslo derecho. De esta forma, los 90 minutos reglamentarios terminaron en igualdad y dieron paso a la prorroga.

Foto: Sitio Oficial FIFA
Foto: Sitio Oficial FIFA

Un suplemento lleno de emociones

En el tiempo suplementario, cuando el físico estaba pasando factura, (Sime Vrsaljko fue reemplazado por una dolencia muscular), el equipo croata encontró un gol que parecía impensado a los diez minutos del primer tiempo extra cuando tras un tiro de esquina desde la derecha, el zaguero central Domagoj Vida cabeceó y el balón entró suavemente en el arco defendido por Akinfeev. La euforia se adueñó de todo el plantel croata.

Foto: Sitio Oficial FIFA
Foto: Sitio Oficial FIFA

Con la obligación de ir a buscar el gol del empate, en el segundo tiempo suplementario Rusia se volcó totalmente al ataque por primera vez en el partido. Primero lo tuvo Alan Dzagoev (que ingresó tras el gol de Vida) con un remate que contuvo Subasic sin dar rebote, mientras que después Fedor Smolov desbordó por la izquierda y metió una pelota peligrosa al segundo palo que despejó el arquero croata. Finalmente, la insistencia rusa tuvo su recompensa, cuando en una pelota parada, el lateral derecho Mário Fernandes metió un cabezazo perfecto que dejó como estatua a Subasic. Ahora la euforia era toda rusa y el partido se definiría en la definición por penales, una más para ambos equipos.

Foto: Sitio Oficial FIFA
Foto: Sitio Oficial FIFA

La definición por penales arrancó pareja, ya que en los primeros dos disparos, ambos equipos metieron uno y los arqueros atajaron el otro. Luego Fernandes, el autor del gol heroíco, desvió su penal, mientras que Modric convirtió el suyo con suspenso. A pesar de que Ignashevich y Kuzaiev anotaron sus disparos, Rakitic y Vida sentenciaron la serie y Croacia aseguró su lugar en las semifinales del Mundial.

Foto: Sitio Oficial FIFA
Foto: Sitio Oficial FIFA

Triunfo histórico para el conjunto comandado por Dalic, que llegó a la instancia de los cuatro mejores por primera vez en 20 años, emulando le gesta de Francia 1998. Ahora enfrentará a Inglaterra el próximo miércoles a las 15 (hora argentina) en el Estadio Olímpico Luzhniki de la ciudad de Moscú, en un duelo que nuevamente será histórico para el país balcánico. Habrá que ver cómo llega físicamente a este encuentro, ya que con el partido de hoy, acumuló su segundo cotejo con 120 minutos de acción. Igualmente la alegría, no se la quita nadie a los croatas.

Por su parte, Rusia que llegaba a su certamen con más dudas que certezas debido a su rendimiento en los amistosos previos, demostró que a pesar de sus limitaciones fue capaz de luchar hasta último momento. Ahora llegará el momento para reflexionar y sacar conclusiones para los dirigidos por Stanislav Cherchésov, pero pueden estar tranquilos de que tuvieron una actuación más que destacable.

Los momentos más importantes del encuentro

Russia - Croatia Marcadores en directo y resultados