A nueve años de dominar el continente

El Pincha y la Libertadores, una historia de amor. Nuevo aniversario del campeonato continental

A nueve años de dominar el continente
La postal más recordada, Verón con la copa (Imagen de archivo)

En el 2018 se conmemoran nueve años de aquella histórica final de Copa Libertadores donde el Estudiantes de Alejandro Sabella se consagró campeón ante el poderoso Cruzeiro de Brasil, en un duelo que será recordado en lo más profundo de cada fanático albirrojo. Con los goles de Gastón Fernández y Mauro Boselli, el pincharrata levantó la copa en el país vecino ante la mirada de miles de torcedores.

Un 15 de julio Estudiantes cumplió el sueño de muchos, en aquel torneo latinoamericano que festejaba sus cincuenta competencias al hilo, no siendo una más. 38 equipos salieron a la cancha, pero solo uno se hizo con el trofeo. Aquel equipo dirigido por Alejandro Sabella - quien posteriormente llevase a la Selección Argentina de fútbol a una nueva final del mundo tras varias décadas - y con figuras rutilantes como Juan Sebastián Verón en pleno apogeo- logró revertir un mal comienzo y sacar la mística de adentro.

Tras malas actuaciones con Leonardo Astrada como director técnico, el presidente Filipas no dudó en llamar al inexperimentado Sabella para que tomase las riendas del equipo. Con Alejandro debutando en la copa como cabeza de grupo el Pincha venció por 4-0 a Deportivo Quito, posteriormente obtuvo el mismo resultado ante Cruzeiro (quien sería su rival en la final) y con los puntos en el bolsillo allanó su camino hacia los octavos de final de la competencia.

En aquella instancia fue victoria ante Libertad de Paraguay, venciendo en la ida e igualando en el partido de vuelta. En cuartos de final fue el turno de vencer a Defensor Sporting, con un resultado final de 2-0 gracias a los goles de Desabato y Benítez. El equipo sumaba y avanzaba ante la mirada del continente. Posteriormente se dio el cruce ante un duro Nacional de Uruguay, quizás la serie más complicada de aquel torneo.

La final no daba candidato al club argentino principalmente tras el empate en La Plata, ya que ese resultado obligada a Estudiantes a salir a ganar en Brasil, algo poco fácil. Obligaba, obligó y así fue: el Pincha venció 2-1 a Cruzeiro tras comenzar perdiendo. Se dio la hazaña y la vuelta olímpica en condición de visitante. Tras 39 años el conjunto albirrojo volvía a levantar la copa.

Este resultado trajo un nuevo record a la institución: Juan Sebastián Verón y su padre, Juan Ramón Verón se convirtieron en los primeros padre e hijo en ganar la Copa Libertadores como futbolistas. Los datos de color no quedan allí. Cuando Estudiantes ganó la copa en 1968 el trofeo cayó al suelo, sufrió una pequeña fractura y tras eso el Pincha la volvió a levantar los dos años posteriores. En 2009, la copa curiosamente volvió a caer y a romperse, pero los resultados no fueron los mismos.