El Matador festejó en Morón

Tigre se impuso por 1-0 ante Guillermo Brown de Puerto Madryn y avanzó de fase en la Copa Argentina por primera vez en tres años. El gol tigrense fue obra de Cachete Morales.

El Matador festejó en Morón
La gambeta de Morales en primera persona (Foto: Mendoza Post).
Tigre
1 0
Guillermo Brown (PM)
Tigre: Chiarini; Caire, Canuto, Moiraghi, Rodríguez; Menossi, Prediger, Ortíz (Galmarini; min. 87); Moralez; Ramírez (Janson; min. 76) y González. DT: Ledesma.
Guillermo Brown (PM): Giovini; Sánchez, Cepeda, Rasmussen, Ferracuti; García, Vargas(Orosco; min. 71), Velázquez, Moreno; Vaccaro (López; min. 56), Rauhofer. DT: Barrientos,
MARCADOR: 1-0, min 27; Morales (T).
ÁRBITRO: Diego Abal.
INCIDENCIAS: Estadio Nuevo Francisco Urbano. Expulsado: Moreno (GB); min. 67.

Luego de que las lluvias impidieran que el partido se juegue ayer por la noche, como estaba estipulado, el fútbol en la casa de Morón, en el Oeste del Gran Buenos Aires, pasó para este viernes. Tigre y Guillermo Brown se disputaban un lugar en la siguiente instancia, en una Copa Argentina que siempre trae sorpresas. No obstante, esta vez, el equipo de Primera División festejó.

Cristian Ledesma puso en cancha a un equipo con cuatro defesnores, tres volantes de contención, un enganche y dos puntas, con varios de los refuerzos en cancha, tales como el central Néstor Moiraghi, el lateral Lucas Rodríguez, el volante Jorge Ortíz y el delantero Kevin Ramírez. El cuadro de Victoria fue claramente superior de comienzo a fin, ratificando la diferencia de jerarquía ante el equipo chubutense, que está en proceso de formación.

Desde el comienzo, Tigre asumió el protagonismo. Diego Morales era el conductor y contó con la primera chance de tiro libre, que pudo contrarrestar el arquero Sebastián Giovini. Asimismo, Federico González también avisaba. Del lado sureño, poco y nada, más allá de algún aviso aislado. Poco iba a aguantar Brown, dado que a los 27 minutos, entró Cachete por el vértice izquierdo y con un enganche de categoría, se perfiló y remató al segundo palo, para dejar sin reacción al 1 visitante. Un verdadero golazo para abrir la cuenta y encaminar la clasificación.

Tras la apertura del marcador, Tigre siguió yendo al ataque, incluso el árbitro Diego Abal había sancionado un penal, anulado por el juez de línea que cobró off-side. En el complemento, el Matador siguió yendo al frente, contando con más ocasiones, a través de la pelota parada, por intermedio del debutante Lucas Rodríguez. Tigre contaba con espacios para poder liquidar, ante la impotencia de La Banda, que a pesar de los cambios, no lograba cambiar la ecuación.

A los 24´del complemento, se terminó de cortar el partido, con la expulsión de Emanuel Moreno, que le cometió una falta a Kevin Ramírez cuando el uruguayo se perfilaba para entrar al área y definir. El delantero que jugaba su primer partido en Tigre fue de lo más destacado, por su movilidad y conexiones con Fede González. 

De no ser por Giovino, el equipo de Victoria hubiera ganado por más diferencia.  Cachete tuvo una chance clarísima, que no pudo aprovechar debido al guardameta del elenco de Chubut. Sobre el final, Ledesma puso en cancha a Martín Galmarini, lo que fue su regreso oficial luego de recuperarse de la lesión de ligamentos.

Tigre, que había sido eliminado en esta instancia en 2016 y 2017, regresó al triunfo en la Copa Argentina, cosa que no lograba desde 2015 (a Gimnasia de Jujuy). En el día del amigo, en cancha de Deportivo Morón, rugió el Matador, que cobró 560.000 pesos y en los 16avos de final se las verá ante Central Córdoba, que eliminó a Vélez. Buen inicio de temporada, aguardando por la Superliga.

Tigre 1-0 Guillermo Brown