Guía Lanús Superliga 2018/19: el club de barrio más grande del mundo

Lanús es uno de los equipos del fútbol argentino que en los últimos años mostró un notorio crecimiento ya sea desde lo deportivo como también desde lo institucional. En medio de las cabinas que se encuentran en una de las plateas del estadio Néstor Díaz Pérez hay escrita una frase que describe perfectamente a la entidad: “El club de barrio más grande del mundo”.

Guía Lanús Superliga 2018/19: el club de barrio más grande del mundo
Guía Lanús Superliga 2018/19: El club de barrio del mundo | Foto: VAVEL

El “Granate” supo tocar la gloria en varias oportunidades logrando títulos locales e internacionales en la historia más reciente, pero desde hace un año que entró en una etapa de recambio y nunca es fácil ese paso. Luego de la final perdida contra Gremio en el 2017 (año histórico para el club), el buen plantel se empezó a desarmar y terminó un proceso que se fue formando desde los tiempos de Ramón Cabrera hasta Jorge Almirón.

En lo que fue la primera Superliga, el equipo del Sur no tuvo un buen semestre ya que terminó en la posición número 21 con 29 puntos, disputó partidos en los que solo obtuvo 6 triunfos, el resto fueron 11 empates y 10 derrotas. Lo positivo de esta mitad de año fue que se lograron afirmar algunos jugadores jóvenes como fue el caso de  Tomás Belmonte, Gastón Lodico y Leandro Maciel.

Bajo el mando de Ezequiel Carboni, el equipo experimentó nuevas tácticas y apuestas por jugadores que no eran tenidos en cuenta como Marcelino Moreno que si bien todavía no explotó demuestra grandes cualidades a la hora de gambetear rivales y organizar el juego desde las bandas.

Mercado de pases

Lanús se prepara para volver a ser lo que tiene acostumbrados a todos a pesar de haber perdido una pieza fundamental en el mercado de pases cuando Boca incorporó al arquero figura Esteban Andrada.

Pero también llegaron jugadores como Sebastián Ribas que le proporcionará posiblemente lo que el equipo de Carboni necesitó durante el primer semestre: goles. Uno de los principales problemas que tenía el conjunto era el de lastimar al rival a la hora de definir.

El lugar de Andrada lo va a ocupar Guillermo Sara que si bien fue presentado para pelear la defensa de los tres palos junto a Matías Ibáñez, es el ex arquero de Boca quien se perfila para la titularidad.

Son nueve el total de altas que cuenta el plantel, muchos con pasado en el club: Cristian Ramírez (volvió de Talleres), Lucas Mugni (Everton, Chile), Jorge Pereyra Díaz (Johor Darul Tazkim, Malasia), Sebastián Ribas (Patronato), Pablo Martínez (Atlético 3 de Febrero, Paraguay), Fernando Coniglio (Huracán), Facundo Quignón (San Lorenzo), Guillermo Sara (Boca) y Facundo Monteseirin (volvió de Arsenal).

Mientras que ocho son las bajas hasta el momento: Iván Marcone, Esteban Andrada, Germán Denis, Nehuen Paz, Román Martínez, Facundo Castillón, Kevin Cardozo e Iván Leszczuk.

Su estadio y sus títulos

El estadio llamado Ciudad de Lanús- Néstor Díaz Pérez está calificado como uno de los más lindos del Conurbano Bonaerense no solo por su campo de juego y tribunas sino por sus instalaciones como las cabinas, la confitería y el estacionamiento. Tiene una capacidad para 46.619 espectadores y supo alojar definiciones del torneo local, instancias decisivas de todas las copas continentales y la más reciente cita importante fue la final de la Libertadores del año 2017 en la que Gremio se consagró campeón al vencer al “Granate”.

En la previa al próximo torneo local que se aproxima hay que recordar que este club supo ganarlo en el año 2007 con Ramón Cabrera como técnico y también en 2016 tras ganarle la final en el Monumental a San Lorenzo, esto último lo obtuvo sumado a otros dos logros en ese año: la Copa del Bicentenario frente a Racing y la Supercopa contra River.

Pero lo que más destacó a la institución en estos años fue haber ganado la Copa Sudamericana del año 2013 bajo la conducción de los hermanos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto tras vencer a Ponte Preta. Era la primera vez que definía un torneo en condición de local, ese 11 de diciembre, “La Fortaleza” estaba colmada con un total de casi 45.000 simpatizantes que festejaron tras el 2-0 que revertía el 1-1 obtenido en la ida en Brasil.

En este tiempo previo a la reanudación de la Superliga Lanús tuvo que pasar el mal trago de la eliminación de la Copa Sudamericana tras caer derrotado en Colombia frente a Junior de Barranquilla, en la ida en condición de local había ganado 1-0 pero la vuelta fue difícil y quedó fuera de la competencia luego de una dramática definición por penales.

El empujón anímico llegó unos días después cuando enfrentó a Douglas Haig por la Copa Argentina donde logró ser superior pero un gol en el complemento lo complicó y obligó la tanda de los 12 pasos. Por ese medio obtuvo el pase a la siguiente instancia de dicho torneo, ahora le tocará por los 16avos jugar contra Atlético Rafaela.

Entrenador

El actual técnico granate es Ezequiel Carboni quien tiene un vinculo importante con el club ya que fue jugador surgido de las canteras que tuvo su debut en el año 1998 y jugó hasta 2005. Una vez fuera de las canchas comenzó su carrera como entrenador y pasó por distintas categorías inferiores de la institución.

Durante el año 2016 estaba con el plantel de menores a 20 años y con la ida de Jorge Almirón del plantel profesional tuvo su oportunidad de asumir el cargo de DT de los mayores a fines del 2017.

Fue el conductor técnico del equipo durante toda la Superliga y supo ganarse el respeto de los hinchas y jugadores, muchos de ellos ya conocidos por su trabajo anterior en el club. Carboni le dio la chance a muchos juveniles de jugar en primera buscando nuevas promesas nacidas en la institución que se ubica en las calles Arias y Guidi.

Así pasó la prueba de fuego de mantener su cargo en su primera experiencia en un plantel profesional, durante los 29 partidos que disputó por el torneo local, y en el cual, el 4-3-3 fue su táctica preferida.

Mejor jugador

Hoy en día, Lanús cuenta con jugadores de mucha proyección pero sin dudas el más destacado desde hace varios años es Lautaro Acosta,  quien renovó su contrato apenas terminó el torneo y pertenecerá cuatro temporadas más a la entidad.

EL “Laucha” es el extremo izquierdo del equipo que genera constante peligro y desequilibrio en las defensas rivales, con una velocidad notoria tanto con la pelota como sin ella. También los remates de media distancia en muchas ocasiones fueron una de sus principales virtudes.

Desde hace tiempo que es ídolo del club, su temperamento dentro y fuera de la cancha sumado a sus logros deportivos formaron un combo perfecto para el hincha, algunas muestras de su temperamento se dieron en estos últimos meses donde el jugador presentó diversas quejas contra los arbitrajes.

Acosta se formó en Lanús y debutó en la temporada 2005/2006, jugó hasta el 2008 cuando partió a Europa para formar parte de Sevilla, luego pasó por Racing Santander y Boca Juniors hasta que en el periodo 2013/2014 volvió al club de sus inicios y no se fue más.

Lautaro estuvo presente en casi todos los logros de la institución granate, formó parte de los planteles que ganaron: torneo local 2007 y 2016, la Copa Sudamericana de 2013, Supercopa y Copa Bicentenario en 2016 y subcampeón en Recopa Sudamericana 2014/2015 y el más reciente segundo puesto en la Copa Libertadores 2017.

Por lo que se vio en los partidos previos al inicio de la Superliga, el “Granate” apostará nuevamente a una formación 4-3-3 como suele usar Carboni, con un Lautaro Acosta y Marcelino Moreno por las bandas, con Ribas como número 9, con Lodico, Belmonte y Pasquini manejando el mediocampo, una defensa comandada por García Guerreño junto a Monteiseirín y Di Placido, y por último, Guillermo Sara estará bajo los tres palos.