Los títulos de Unión: la llegada a Primera y el mano a mano con River

Además de clasificar a la Copa Sudamericana, el Tatengue tiene una larga historia en el fútbol del interior. Su primer ascenso en 1966, y el subcampeonato del Nacional 1979 ante River, con un joven Nery Pumpido.

Los títulos de Unión: la llegada a Primera y el mano a mano con River
La euforia de la gente recibiendo al equipo. Foto: Diario Uno Santa Fe.

Ya hablamos en Vavel de datos históricos de Unión. Se hizo un recorrido a través de sus históricas figuras, y de su mejor temporada en Primera División. Ahora se repasan otros logros del Tatengue, sus títulos oficiales, y un análisis más extendido de aquel histórico subcampeonato del Nacional de 1979.

Títulos

Unión cuenta con dos títulos a nivel profesional, ambos de la misma naturaleza. Son ascensos a Primera División, ocurridos en 1966 (primera vez que el tate llegaba a Primera) y la Zona B de la B Nacional 2014. Esta fue la última ocasión en que los rojiblancos no estuvieron en la máxima categoría.

El primer ascenso

Este es uno de los momentos históricos de la memoria de Unión. Después de la chance frustrada en 1963 (perdió un cuadrangular con Ferrocarril Oeste, Sarmiento de Junín y San Telmo, coronándose campeón el primero de ellos), finalmente se lograría el tan ansiado ascenso a la Primera División. Aquel año, 1966, fue el de la entrada del equipo santafesino a la élite del fútbol argentino.

El uruguayo Washington Etchamendi, “Pulpa”, era el entrenador. Él llevó a Unión a ganar el Campeonato de Primera División B 1966. Con una primera rueda con valla invicta como local, el Tatengue logró el primer puesto del torneo y el título tres fechas antes del final (fue en la 39°). Específicamente fue el 26 de noviembre de aquel año. En el 15 de Abril, el rojiblanco goleó a Talleres de Remedios de Escalada por 3-0.

En líneas generales, el equipo campeón formaba con: Luis Ángel Tremonti en el arco; Ernesto Sauco Borges y Hugo Francisco Figueroa; “el nene” Jorge Gómez, Luis Vicente Casal y Victorio Nicolás Cocco en el medio; finalmente, arriba estaban Luis Alberto Díaz, “el fantasma” Orlando Ruiz, Rubén Luis Iglesias, Mario Nicasio Zanabria y Julio César Fernández. Un 2-3-5 totalmente volcado al ataque, acorde a aquellos tiempos en donde se pregonaba el “fútbol espectáculo”.

A un paso de la gloria

13 años habían pasado de aquel primer ascenso. En 1970 Unión había perdido la categoría y había sido desafiliado de AFA, para volver a la Primera B tres años después. El tercer ascenso de la historia tatengue fue en 1974, y al año siguiente daría que hablar de la mano de su entrenador Juan Carlos Lorenzo, el “Toto”. El Metropolitano ‘75 vio a Unión alcanzar la cuarta posición con 49 puntos.

En 1979 llegaría el momento álgido de la historia unionista. El entrenador, como ya se mencionó, era Reynaldo Volken. El Tatengue hizo la mejor campaña de su historia en la Primera División, logrando el segundo puesto del Nacional de aquel año. En la primera rueda, el equipo santafesino quedó segundo en la Zona A por detrás de Vélez, con lo que se aseguró el pase a la fase eliminatoria.

En los cuartos de final se cruzó con Talleres de Córdoba. Se enfrentaron el 5 y el 9 de diciembre, primero en Santa Fe con victoria del local 3-0, y después en Córdoba, con derrota ante el equipo cordobés 2-0. Por lo tanto, el resultado global fue 3-2 para el tatengue.

Las semifinales enfrentaron a Unión con Atlético Tucumán. El 12 y el 16 de diciembre, el rojiblanco repitió resultados, victoria 2-0, para hacer historia verdadera, y llegar por primera vez en su historia a instancias definitorias de título de Primera.

River había dejado atrás a Vélez en cuartos (1-1 en ambos partidos, 4-3 desde el punto de penal) y a Rosario Central en semifinales (4-0 y 3-1). El equipo dirigido por Ángel Labruna estaba plagado de estrellas, algunos de ellos campeones del mundo con Argentina el año anterior: Ubaldo Fillol “el Pato”, Daniel Passarella, y Leopoldo Jacinto Luque (ex Unión); además de Reinaldo “Mostaza” Merlo, Juan José López y Norberto “Beto” Alonso.

Fueron partidos muy reñidos. Trabados y trabajados. De ajedrez por momentos, y palo por palo, por otros. El partido de ida fue en Santa Fe, el 19 de diciembre, y fue empate 1-1. Carlos Mazzoni, de tiro libre, había abierto el marcador para el Tatengue. Y cuando restaban pocos minutos para el final, el Millonario logró empatar el partido.

No pudo ser en la vuelta, disputada el 23 de diciembre en el Monumental. Fue 0-0, y por el valor doble del gol de visitante, River se coronó campeón. Sin embargo, de este torneo es que quedaron en la memoria tatengue muchos jugadores, como Fernando Alí, “el Turco”, goleador histórico del club; Nery Pumpido, que después sería campeón del fútbol argentino, de América y del mundo con River, y campeón del mundo defendiendo el arco argentino en México ‘86, entre otros que quedarán siempre en la memoria.

El once de Unión de aquellos años formaba a Nery Pumpido en el arco; Hugo López, Carlos Mazzoni, Pablo Cárdenas y Oscar Regenhardt en la defensa; Mario Alberto, Roberto Telch y Arsenio Ribeca, Héctor Pitarch, Juan Jerónimo Paz y “el Turco” Fernando Alí como delanteros.