Análisis Colón 2018/19: el estratega y su once bravo
El estratega y su once bravo

Análisis Colón 2018/19: el estratega y su once bravo

Eduardo Domínguez comienza una nueva temporada frente a Colón de Santa Fe con la mira puesta en los primeros puestos de la competencia. Para ello cuenta con un as de espadas que se forjó con el fuego del grito sagrado de gol.

pepe-pakum
Pedro J. Arévalo

Con los votos renovados en un DT que demostró saber jugar partidos definitorios, Colón afronta una temporada con varios frentes por delante. Atrás quedaron esos traspiés de las últimas fechas del torneo pasado, donde estuvo casi a punto de dejar su puesto, pero que, tras la buena actuación frente a Racing de Avellaneda en la última fecha como visitante, que lo dejó sin poder participar de la Copa Libertadores, y metió casi por la ventana al Rojinegro a la Copa Sudamericana del año próximo, comenzó ganando todo lo que jugó.

Con una competencia ya comenzada, con los encuentros disputados por Copa Argentina frente a Morón y Copa Sudamericana frente al San Pablo, ahora es el momento de prestar atención al tercer frente de ataque, la Superliga Argentina.

El plantel de Colón fue de los pocos que no se han desarmado por completo, y que en el caso de los jugadores que se fueron, sus piezas fueron reemplazadas por jugadores acorde a su nivel o quizá mejores aún.

En el caso de los jugadores que se han ido, los mismos fueron: ARQ: Alexander Dominguez y Gonzalo Marinelli. DEF: Lucas Ceballos y Germán Conti. MED: Pablo Ledesma, Facundo Silva y Cristian Guanca. DEL: Diego Vera.

En su lugar, o para satisfacer los lugares y/o puestos que Domínguez consideraba que había que cubrir, se trajeron los siguientes jugadores: ARQ: Leonardo Burián, DEF: Erik Godoy MED: Franco Zucullini y Ariel Cháves DEL: Gonzalo Bueno.

En el balance de altas y bajas, seguramente uno podrá decir que el plantel quedó disminuido en relación al semestre pasado. Pero según las propias palabras del DT Sabalero, hoy se cuenta con un plantel más “crecido” y más afirmado en la competencia.

Y es que, si se mira un poco en las inferiores del equipo, han surgido nombres muy interesantes. Tales son los casos del arquero Ignacio Chicco que, a fuerza de actuaciones muy buenas durante el semestre pasado en el torneo de reserva, ganó la confianza del cuerpo técnico y quizá por ese motivo se prescindió de un arquero suplente para que sea éste quien fuera la primera alternativa a Burián.

Así mismo se destacan Alex Vigo, Franco Quiroz y Facundo Garcés en la defensa. Como así también Brian Galván como la gran promesa en el mediocampo y los delanteros ya conocidos pero que aún no han llegado a su techo: Tomás Sandoval, Tomás Chancalay, Nicolás Leguizamón que no deberán descuidarse ya que de atrás vienen empujando Juan Cruz Zurbriggen Lautaro Saravia.                                                                                                              

Como diría Bambino Veira, "la base está". Se mantuvo parte de la columna vertebral que estaría compuesta por el nuevo capitán tras la salida de Conti, Guillermo Ortíz que, dicho sea de paso, Colón se ha hecho de la totalidad de su pase y está pronto a firmar la renovación de su contrato.

En el arco hubo una variante, pero más allá de que se fue un arquero de selección, su reemplazante tiene mucha trayectoria y ya lo demostró por Copa Argentina tras darle el pase a la próxima ronda al conjunto Sabalero luego de tapar dos penales en la tanda definitoria.

En el mediocampo se mantuvo al DT dentro de la cancha (dicho por su propio técnico), Matías Fritzler, quien comenzó la temporada de la mejor manera posible, metiendo un gol en el Morumbí por Copa Sudamericana para quedar en la historia como el único equipo argentino en ganar en ese campo de juego frente al San Pablo en los 90 minutos regulares.

Dicho esto, Domínguez tiene a su verdadero once bravo, pero no hablamos del once inicial del equipo. Sino a quién lleva ese número en su dorsal, Javier Correa. Quien a fuerza de goles se ha metido en el bolsillo a la parcialidad Rojinegra y es el ancho de espadas en la formación Colonista.

Correa ha llegado a Colón el semestre pasado para darle pelea al ahora jugador de Tigre, Diego Vera, pero bastaron minutos nomás para ganarle la pulseada y quedarse definitivamente con el puesto. Y vaya que sigue demostrando partido a partido haciéndose con un récord de 13 goles en 15 partidos, contando la Copa Santa Fe.

VAVEL Logo