Guía Huracán Superliga 2018/19: el Globo quiere volar alto

El conjunto dirigido por Gustavo Alfaro se prepara para debutar en una nueva edición de la Superliga este domingo a las 20 ante River en el Tomás Adolfo Ducó. En VAVEL hacemos un análisis del equipo, el mercado de pases y repasamos el recorrido de Huracán en los torneos de Primera División.

Guía Huracán Superliga 2018/19: el Globo quiere volar alto
Guía Huracán Superliga 2018/19: el Globo quiere volar alto | Foto: VAVEL

Este viernes regresa la Superliga Argentina de Fútbol y Huracán hará su debut el domingo ante River a partir de las 20. Luego de una gran campaña realizada el año pasado, en la cual logró la clasificación a la Copa Libertadores, el conjunto de Gustavo Alfaro quiere terminar en los primeros puestos nuevamente. Pero primero deberá acomodarse tras la salida de piezas fundamentales para el equipo e ir de menos a más, aunque la primera prueba sea el conjunto de Marcelo Gallardo.

Las caras nuevas del Globo

Para la temporada 2018-19 de la Superliga Argentina, Huracán trajo refuerzos de renombre que seguramente le van a aportar mucho al equipo. Muchos de ellos podrían ser titulares sin lugar a dudas, pero si no lo son, Alfaro va a tener un buen recambio junto a él en el banco de suplentes.

Los que llegaron son: Fernando Pellegrino (Sarmiento de Junín), Omar Alderete (Gimnasia y Esgrima de La Plata), David Drocco (Arsenal), Iván Rossi (River), Carlos Auzqui (River), Juan Garro (Godoy Cruz) y Lucas Gamba (Unión de Santa Fe).

Algunos de estos futbolistas debutaron con la camiseta del Globo el pasado viernes en la derrota con Atlético Tucumán por los 16avos de final de la Copa Argentina. Teniendo en cuenta que se fueron jugadores importantes en muchos puestos y sus reemplazantes son nuevos, habrá que tener paciencia a que se adapten y tengan rodaje porque son muy capaces.

El encuentro ante el Decano fue el segundo oficial de la temporada y se notó la falta de fútbol. Ya contra Victoriano Arenas se pudo observar la falta de solidez defensiva de Huracán y los otros días quedó expuesta. También al Globo le hace falta un jugador que haga jugar al equipo, como lo hacía Daniel Montenegro. Uno de los aspectos más preocupantes del partido ante los tucumanos fue que no se logró generar una jugada de peligro concreta.

Alfaro, el estratega quemero

Foto: Huracán Oficial
Foto: Huracán Oficial

En su primer año como entrenador del equipo quemero, Alfaro estuvo al frente de 30 encuentros con un balance de 14 victorias, 10 empates y 6 derrotas. Además, terminó en la cuarta posición de la Superliga y clasificó a la Copa Libertadores 2019.

Para jugar con Atlético Tucumán, utilizó el clásico sistema 4-3-3. En la defensa estuvieron Pablo Álvarez y Carlos Araujo en los laterales y la dupla central la formaron los paraguayos Saúl Salcedo y Omar Alderete. En la mitad de la cancha puso tres volantes centrales: Iván Rossi, que fue el más retrasado, Mauro Bogado e Israel Damonte. En ofensiva, los extremos fueron Juan Garro y Carlos Auzqui y la referencia en el área, Diego Mendoza.

El planteo de Alfaro fue formar un mediocampo fuerte para poder jugar de contra aprovechando la velocidad de Garro y Auzqui. Pero no tuvo éxito porque el Decano supo bloquear a ese triple volante central, ganó en ese sector y desde ahí generó peligro.

Alfaro sabe que va a tener que trabajar mucho y ajustar muchas piezas en el armado del equipo. Sabe que sus dirigidos no rindieron al nivel esperado en los dos partidos oficiales que jugó hasta el momento. La primera fecha ante River es una gran oportunidad para empezar a enderezar el barco porque el rival es de jerarquía y exigirá más que otro.

Muchos años de sequía para uno de los históricos del fútbol argentino

Huracán en sus 109 años de historia y con 94 temporadas en primera (17 amateurismo y 77 profesionalismo), obtuvo solamente 5 títulos de los cuales cuatro de ellos fueron en el amateurismo. La última vez que el conjunto de Parque Patricios gritó campeón de Primera División fue en 1973. Desde entonces tuvo más malas campañas que buenas y cuatro descensos (1986, 1999, 2003 y 2011).

La década del 70 fue una de las más gloriosas para el Globo. Tras el campeonato del 73, logró la segunda ubicación en el 75 y 76. Pasarían 18 años para que Huracán termine subcampeón nuevamente, en 1994. En los años más recientes, lo más cerca del título que estuvo fue en 2009 con el recordado equipo dirigido por Ángel Cappa que se quedó a las puertas de obtener la quinta estrella en el Clausura de aquel año que al final lo ganó Vélez.

El Ducó, el palacio del fútbol

Foto: Huracán Oficial

A mediados de 1924, Huracán ocupó como inquilino los terrenos de la esquina de la Avenida Amancio Alcorta y la calle Luna. La apertura del primer estadio en ese lugar fue el 27 de agosto de ese año. Esa cancha tenía tribunas de madera, una capacidad de 12.000 personas y fue bautizado como el presidente honorario de la institución, Jorge Newbery.

El 26 de octubre de 1941 comenzaron las obras para el estadio de cemento. La construcción duró casi seis años. La reapertura y el primer partido en el Tomás Adolfo Ducó fue el domingo 7 de septiembre de 1947, con una concurrencia de más de 80.000 espectadores en el que Huracán venció a Boca Juniors por 4 a 3 en un partido por el torneo de Primera División.

El primer encuentro internacional del Ducó fue el 10 de noviembre de 1949 contra Peñarol de Montevideo el cual terminó 4 a 1 para los de Parque Patricios. 

El estadio obtuvo el nombre que lleva actualmente el 23 de septiembre de 1967 en honor al presidente más trascendente de la historia del club y principal impulsor de la construcción del edificio.

En el año 1977, el estadio fue remodelado, con la construcción de palcos y cabinas de transmisión, más cómodas y de mejor ubicación, en el sector medio de la platea Alcorta.

El 19 de noviembre de 2007, el Palacio Tomás Adolfo Ducó fue declarado por la Legislatura Porteña como Patrimonio Histórico y de Defensa Estructural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.