Varela y Sosa sumaron minutos en el empate de Godoy Cruz ante Gimnasia
El Tomba reaccionó e igualó el partido. Foto: Carlos Barrera.

Godoy Cruz enfrentó a Gimnasia de Mendoza en un amistoso de entrenamiento que terminó 1-1. Con goles de Acosta para el rival y de Joaquín Varela para el Expreso, el equipo de Diego Dabove sigue buscando mejorar el rendimiento.
Luego del partido, Joaquín Varela y Diego Sosa hablaron ante la prensa.

La competencia ayuda a crecer

Varela llegó al ingoal un par de veces y mostró las ganas de seguir creciendo. "El otro día me dieron muchas ganas de jugar. Lo hablamos con los chicos en el vestuario y había un clima hermoso. Lo que se respira es muy lindo. Es un grupo unido. Llegué y me integraron de la mejor manera. Hay que aprovechar siempre que tenemos minutos de fútbol para poder mostrarte y demostrar a Diego (Dabove) que estamos a disposición siempre que nos quiera usar", relató.

El defensor hizo una autocrítica: "Me sentí bien. Por ahí arranqué un poco impreciso. Los primeros 3 o 4 minutos me ahogué, pero debe ser de lo mismo, de las ansias de querer jugar, de querer mostrarse. Pero después, al correr los minutos pudimos encontrar el funcionamiento. Más que nada en el segundo tiempo, con los volantes. Por ahí, yo me estoy adaptando a este método de que se meta un 5 y yo abrirme. Después le agarramos la mano y pudimos hacer buenas salidas. Entramos unas paredes de pelotas buenas y todo suma", agregó.

Acerca de lo que le falta afirmó que lo principal son los minutos de fútbol, la competencia. "Por ahí uno llega a su máximo nivel cuidándose, dándole bolilla al nutricionista, al kinesiólogo pero lo que más te ayuda son los minutos de fútbol, el roce. La competencia que hay aquí en el grupo es muy sana, entonces eso te ayuda a crecer completamente. Estoy contento por haber ayudado al equipo", sostuvo Varela. 

El juego aéreo fue muy importante en el amistoso ante los mensanas, pero el jugador no está seguro de que ese sea su fuerte. "Soy alto. Tiene que ver con los centros que tiraron. Un primer centro bárbaro y en el segundo usé la cabeza, tuve que mover el cuello nomás. Entonces, por ahí los goles que se hacen de cabeza es más mérito del que patea, que de uno", cerró.

Con ritmo para lo que se viene

Diego Sosa, mediocampista de 26 años, llegó está temporada al Bodeguero y como Varela está trabajando duro en cada práctica para ser considerado por Dabove. "Nos vamos sintiendo bien. Poniéndonos bien físicamente y agarrando un ritmo que por ahí los que no venimos jugando, nos está faltando. Siempre metiéndole un poquito más en los entrenamientos para estar a la par de todos", contó.

Indagado sobre el lugar en el que se siente más cómodo, si de volante por afuera o de extremo, asegura: "lo he hecho de todos lados donde me ponga Diego. Me siento bien. Tengo que aportar lo mío al equipo y apoyar desde donde me toque. Por ahí por soy más de ir por afuera y por derecha que por izquierda que me meto más adentro".

En el amistoso de hoy Sosa vio que el equipo agarró ritmo después de estar perdiendo: "Si bien arrancamos 1 a 0 abajo, nos costó adaptarnos al campo de juego y a ellos que se movían bien. Cada vez que pudimos agarrar la pelota y manejarla nosotros, se notó la diferencia".

Este sábado, Godoy Cruz enfrentará a Argentinos en la Paternal por la segunda fecha de la Superliga. Sosa explicó: "Sabemos que la cancha es chiquita, que ellos apuestan al juego rápido igual que nosotros. Sabemos nuestras virtudes y hay que tratar de tapar la de ellos para traernos los tres puntos".

VAVEL Logo