Una final anticipada
El Santo viene de ganar y le lleva 13 puntos a Tigre (Foto: El Chorrillero).

Los números, tan duros como reales, golpean al Matador en esta temporada. Aún se siguen lamentando los puntos perdidos en estas dos jornadas iniciales de la Superliga, tras el empate ante San Lorenzo en el Dellagiovanna, donde iba ganando por dos goles, y la igualdad en el Cementerio de Los Elefantes ante Colón, rival que había jugado por Sudamericana (llegaba desgastado) y donde también desperdició una ventaja, con el agravante de un penal fallado. Dos puntos de seis, cuatro "perdidos" y la urgencia de recuperarlos lo antes posible.

La tabla de promedios de descenso es elocuente: de 26 equipos, Tigre está 26°, último, con 0,966, con 57 puntos acumulados. Sus rivales más próximos de los que dividen por tres temporadas son Belgrano (también sumó dos empates) y Patronato (un punto de seis), que tienen 68 unidades, es decir, llevan 11 de ventaja. En cuanto a los recién ascendidos, Aldosivi perdió el primero y ganó el segundo partido del torneo (a Huracán) y tiene 1,500, mientras que San Martín de Tucumán viene de igualar ante Unión (aún adeuda el partido de la fecha 1 ante Independiente) y tiene 1,000 de promedio. 

Promiedos.
Promiedos.

El próximo encuentro del cuadro de Victoria, por la 3° jornada de la Superliga, será el sábado próximo en el Coliseo de Victoria, desde las 17.45, y se las verá ante San Martín de San Juan, quien viene de derrotar como local por 1-0 a Patronato y estiró a 13 puntos la diferencia con Tigre. El Verdinegro, conducido por Walter Coyette, derrotó al Patrón con tanto de Martín Bravo (uno de los refuerzos estelares) y está relativamente tranquilo, fuera de la zona roja, con 70 puntos, pisándole los talones a Atlético Tucumán (71) y Gimnasia LP (73).

El equipo de Cristian Ledesma, cuya continuidad dependerá en gran medida de conseguir buenos resultados inmediatamente, llegará diezmado, dado que Sebastián Prediger no se recuperará a tiempo para el sábado, Jorge Ortíz se desgarró y Federico González padece un traumatismo en la rodilla derecha. Con cambios y la presión de la gente en el Coliseo, el Lobo deberá planificar un partido de mucha tensión y donde no podrán repetirse los errores defensivos (y ofensivos) de los empates en dos ante el Ciclón y el Sabalero.

Tigre no le gana al Santo sanjuanino desde el Clausura 2012 (3-1), y desde entonces acumula tres empates y tres caídas ante este rival. Este sábado, la urgencia de revertir ese historial es inminente. Recién arranca la Superliga, sin embargo, quedan cada vez menos partidos: 23 en total, y en solo uno, se le puede descontar directamente a un rival directo. Una final anticipada por la permanencia.

 

VAVEL Logo