Guillermo cumplió 100 partidos como DT de Boca
Guillermo y Gustavo Barros Schelotto son felicitados en la previa de Boca 3-0 Vélez. Foto: AS Argentina.

Guillermo cumplió 100 partidos como DT de Boca

Es el director técnico que más tiempo duró en el cargo desde la asunción de Daniel Angelici como presidente del club en 2011.

ignaciomorales
Ignacio Morales

Guillermo Barros Schelotto cumplió 100 partidos al mando de Boca con el buzo de entrenador. Fue reconocido ayer, en la previa de la goleada 3-0 ante Vélez por la cuarta fecha de la Superliga Argentina 2018/2019, junto a su hermano. Si bien no está declarado públicamente que son una dupla técnica, ambos fueron reconocidos en la noche de ayer por el vicepresidente y el secretario general del club. 16 títulos como delantero del Club Atlético Boca Juniors en 300 partidos. 2 ligas locales como entrenador de Boca en 100 partidos. Guillermo es, de esta manera, la persona más ganadora en la historia de Boca. Por encima de Sebastián Battaglia, quien se hizo de 17 trofeos en su etapa como jugador. Unas cifras mayúsculas.

El bicampeonato local cosechado en las temporadas 2016/2017 y 2017/2018 dejan a Chapita con la posibilidad de obtener algo que nadie obtuvo en la historia de esta institución: el tricampeonato local. Algo que, de todas maneras, para el hincha queda en segundo plano: quieren, tras 11 años, la Copa Libertadores. Libertadores que se les negó en 2016 por caer ante el humilde Independiente del Valle de Ecuador en semifinales y por no participar de la misma en 2017. Para la poca paciencia del fútbol argentino, los 100 partidos de Barros Schelotto son muy meritorios.

Que si bien en ese centenar de cotejos consiguió 55 victorias, 26 empates y 19 derrotas (63% de los puntos), tambaleó su continuidad en el club cuando perdió contra River Plate la Supercopa Argentina 2018. Siguió porque es el torneo de menor valía del fútbol argentino, pero que sea la final contra el máximo rival, sumado a las eliminaciones por Copa Argentina y la herida latente de la eliminación por Libertadores contra Independiente del Valle, generaron el enojo en varios hinchas y la solicitud de que le deje el lugar a otro.

Las cosas negativas narradas ut supra no alcanzaron para tapar los logros obtenidos por el DT: la mayoría de buenos resultados, el bicampeonato, las 46 fechas y 617 días como puntero del campeonato (récord absoluto) y el alto poderío ofensivo de su equipo (182 goles a favor en 100 partidos). Volviendo a los aspectos negativos de su gestión, la defensa siempre es algo que se le ha criticado por quedar varias veces muy expuesta, sobre todo, cuando no juega Wilmar Barrios, el mejor 5 de marca del fútbol argentino (86 goles en contra en 100 partidos). Durante su gestión, su esquema fue 4-2-3-1 cuando estuvo Tévez en el plantel. Cuando El Apache no estuvo fue 4-3-3, su estilo favorito.

El Melli siempre priorizó lo ofensivo por encima de lo defensivo. Y se notó y se nota en la cantidad de refuerzos que incorporó en esa zona a pesar de las defectuosidades defensivas. Sumó 10 delanteros: Benedetto –máximo goleador de su gestión con 35 goles en 43 partidos-, Centurión, Bou, Solís, Benítez, Ábila, Espinoza, Tévez, Villa y Zárate. Siguiendo con los refuerzos que obtuvo en su mandato, recibió en total 24 jugadores nuevos para el club: los 10 delanteros mencionados ut supra, 3 arqueros (Werner, Rossi y Andrada), 6 defensores (Vergini, Goltz, Buffarini, Más, Olaza e Izquierdoz) y 5 volantes (Barrios, Seba Pérez, Cardona, Nández y Reynoso). Los más caros de los refuerzos fueron Izquierdoz (U$$ 6.500.000) y Benedetto (U$$ 5.000.000).

El rival que más enfrentó fue el clásico rival, el River Plate de Marcelo Gallardo, en 6 ocasiones donde la cosa estuvo totalmente igualada: 2 victorias por bando y 2 empates. Dicha paridad podrá romperse, o mantenerse, el próximo 23 de septiembre en La Bombonera, por la sexta fecha de la Superliga. Los rivales que nunca pudo vencer son: Rosario Central (jugó 4, empató 1 y perdió 3), Huracán (jugó 4 y empató 4), Argentinos (jugó 2 y perdió 2), Atlético Tucumán (jugó 2 y empató 2), Independiente del Valle (jugó 2 y perdió 2), Nacional (jugó 2 y empató 2) y Palmeiras (jugó dos, empató 1 y perdió 1).

La gloria de Guillermo con los colores azul y amarillo parece asegurar que nada podrá romper la estima que le tienen los fanáticos del Xeneize. Aun participa de los 3 frentes: Copa Libertadores (enfrentará a Cruzeiro en cuartos el 19/9 y el 4/10), Copa Argentina (enfrentará este viernes a San Martín de Tucumán por los 16avos) y Superliga. Su cargo solo tambaleará si queda eliminado de manera temprana de la Libertadores o si vuelve a perder algún partido crucial con River. Mientras tanto, le sobran méritos para seguir al mando de uno de los clubes más importantes del continente.

VAVEL Logo