Con los arcos sellados
Nicolás Domingo y Rafael Borré disputando el balón.

Con los arcos sellados

Por los cuartos de final de Copa Libertadores, Independiente y River empataron sin goles en el encuentro de ida de la serie. Los conjuntos se dividieron el control del balón, siendo un tiempo para cada uno y convirtiendo a los arqueros de cada plantel en respectivas figuras del cotejo.

nicolas-kralj
Nicolas Kralj

En un partido sumamente entretenido, Independiente y River no pudieron romper el cero de los arcos debido a las gigantes actuaciones de dos arqueros de nivel mundial, Martín Campaña y Franco Armani. Finalizado el encuentro en el Libertadores de América, la definición de la serie será el 2 de octubre en el Estadio Monumental.

River Plate salió a presionar y a hacerse con el dominio del encuentro desde el vestuario. Tan así que en 10 minutos Martín Campaña empezaba a erigirse como figura tras evitar la apertura del marcador conteniendo remates de Gonzalo Montiel, Lucas Pratto y Milton Casco. Durante el trascurso del primer tiempo, los laterales de River fueron esenciales en el ataque, abriendo la cancha y generando juego, e incluso asistiendo en diferentes oportunidades a Rafael Borré y a Gonzalo Martínez, quienes también tuvieron sus oportunidades ahogadas por un gigante Campaña.

A pesar de que el equipo visitante fue dominante, Independiente tuvo sus oportunidades. La primera fue tras un hermoso remate de Maximiliano Meza desde afuera del área que se estrelló en el travesaño y, tras el rebote, Franco Armani mandó al córner un remate de Silvio Romero. Casi al cierre de la primera mitad, un cabezazo de Fabricio Bustos exigiría al arquero Millonario, que con una gran reacción enviaría el balón a un nuevo córner para el equipo local. El equipo de Ariel Holan no demostró su mejor juego, pero, aun así, en las oportunidades que tuvo, exigió al máximo a la última línea de River Plate.

En el complemento, Independiente tuvo cambio de nombres y formó una estructura mas defensiva. A pesar de esto, el equipo local tuvo la iniciativa durante todo el segundo tiempo y definitivamente se dieron vueltas los roles. El primer tiempo atacaba River convirtiendo en figura a Martín Campaña, en el segundo tiempo, Independiente fue el equipo dominante y convirtió a Franco Armani en figura del complemento. River, a pesar de los ingresos de Mora, Scocco y Mayada para agregar frescura al ataque, se notó cansado y desconectado y totalmente diferente al River del primer tiempo.  Ahora Marcelo Gallardo, después del Superclásico ante Boca, deberá definir la forma en que reciba a Independiente en el Monumental, ya que, a pesar de no haber perdido, es un resultado que claramente favorece al Rojo de cara a la definición de la serie.

VAVEL Logo
    CHAT