Lanús se quebró en llanto
Los juveniles lloran por el presente negro en Lanús. Foto: Superliga

Lanús se quebró en llanto

Por la séptima fecha de la Superliga, Lanús cayó por 5-1 frente a River Plate y tanto hinchas como jugadores se quebraron por el resultado.

stortifabian
Fabián Storti

Son momentos difíciles en Arias y Guidi y nadie tiene una fórmula mágica para salir de este pozo sin fondo. Lo que se vivió anoche en cancha de Lanús fue una clara muestra de la situación que atraviesa el club hace meses, un equipo sin respuestas desde lo anímico que preocupa cada vez más a sus seguidores.

Un Lautaro Acosta devastado física y mentalmente, De La Vega llorando en el banco y Quignón pidiendo disculpas, tres imágenes que reflejan la actualidad del Granate. Un equipo que durante mas de una década se olvidó del descenso y se acostumbró a volar alto, a pelear torneos locales e internacionales en simultáneo como si toda su historia estuviese ligada a eso. Hoy la realidad es otra y como bien dijo su director técnico en conferencia de prensa luego del partido: “Muchos de estos jugadores no estaban acostumbrados a perder”.

En un primer tiempo parejo, el conjunto de Luis Zubeldía se puso en ventaja con un buen remate cruzado de Leandro Maciel a los 17 minutos del primer tiempo. De allí en adelante, Lanús no fue igual, River comenzó a mejorar hasta lograr la igualdad 11 minutos mas tarde a través de la definición dentro del área chica de Ignacio Scocco.

Ya en el inicio de la segunda mitad se notó al conjunto de Gallardo mejor físicamente y con más claridad en el ataque, tal fue así que en 10 minutos logró convertir 3 goles para liquidar el encuentro.

El primero de ellos llego luego de un remate del juvenil Santiago Sosa que da en el palo derecho y el balón le rebota en la cabeza a Matías Ibañez para irse hasta el fondo de la red.

El segundo fue un gran cabezazo de Lollo que conectó tras un tiro libre ejecutado por el colombiano J.Quintero desde el sector izquierdo a los 58 minutos del encuentro.

Ya con muchos espacios y un Lanús desarmado, De la Cruz pondría el 4-1 en el marcador. Gran jugada colectiva del equipo de Gallardo que termina con una buena pared entre Mayada y De La Cruz, que es quien la empuja dentro del área chica del Granate.

A los 71 minutos aparecería el juvenil Exequiel Palacios y le pondría cifras definitivas al encuentro. Un buen centro atrás de Santos Borré para que defina a la carrera el juvenil del Millonario con pierna izquierda sobre el cuerpo del arquero de Lanús.

Se vienen semanas complicadas en el Sur y deberán trabajar mucho para revertir esta imagen, sobre todo pensando en las siguientes tres fechas, que serán claves por la permanencia, ya que se enfrentará a rivales directos en la zona baja de la tabla de posiciones (Atlético Tucumán, Patronato y Tigre). 

VAVEL Logo