El goleador volvió y el equipo va más tranquilo a Brasil
Foto: Prensa Boca Juniors

El goleador volvió y el equipo va más tranquilo a Brasil

En la noche del martes, Boca Juniors jugó por la ida de la semifinal de la Copa Libertadores contra Palmeiras, donde lo superó por 2-0 con el doblete de Darío Benedetto.

ariel-acostamontero
Luis Ariel Acosta Montero

Después de un difícil partido, Boca Juniors finalizó ganando por 2-0 de la mano de Darío Benedetto. En un encuentro donde no hubo mucha claridad y donde estaba dejando muchas dudas, Boca va tranquilo a Brasil con un resultado favorable.

En un partido que tuvo en un ida y vuelta de errores y poco juego profundizado, el Xeneize supo como afianzarse ante un duro rival como lo es Palmeiras. El elenco de Brasil, las veces que se vio atrás, no lo hizo mal, supo como parar por momentos para que al local le costara entrar en el área.

Foto: Prensa Boca Juniors
Foto: Prensa Boca Juniors

Es cierto que Boca no generó mucho en el partido, y más en el primer tiempo donde solo se pudo ver el buen manejo de posesión de balón por parte del local porque ninguno preocupaba al otro. Al terminar los primeros 45 minutos, solo había duda donde dejaron pocas jugadas para resaltar lo hecho.

Al comenzar los últimos 45 el elenco auriazul de la ribera comenzó con mejor ímpetu donde demostró ir por el resultado que lo dejará bien parado para viajar a Brasil. Aunque en el correr del tiempo todo volvió a recaer en la monotonía de poca jugada, donde el conjunto brasileño sólo podía reaccionar de contraataque y el local llegaba pero sin lastimar.

Luego de la media hora del último tiempo, el Xeneize empezó a quedarse más fijo en el área rival donde luchaba por entrar y marcaba la preeminencia por como manejan las situaciones. Ya en la últimas distancias se marcaban los cambios de Guillermo Barros Schelotto desde el banco como la salida de Ramón “Wanchope” Ábila por Darío Benedetto, y las dudas se despejaron.

La ráfaga de la mística

Foto: Prensa Boca Juniors
Foto: Prensa Boca Juniors

Con un resultado que parecía ser un empate que iba a dejar muchas preguntas, se pudo resolver en los últimos minutos, donde el reciente entrado Darío Benedetto marcó en menos de 5 minutos los dos goles que le dieron la victoria a Boca Juniors. El primer gol, fue desde el tiro de esquina, que fue ejecutado por Sebastián Villa, donde aterrizó en la testa del goleador moderno que tiene el elenco azul y oro para que llegase al fondo de la red y poner el 1-0 a los 83 minutos.

Solo pasó 4 minutos para que en un jugada rápida, Benedetto se pudiera perfilar con un toque único de balón y poder sacar un remate cruzado que sentenció el partido en un 2-0 final. De esta manera Darío Benedetto llevó la tranquilidad para el viaje a Brasil, en donde lo hará el miércoles que viene cuando visite a Palmeiras.

VAVEL Logo