Terminar 2018 con una mínima esperanza
Cavallaro y Silveira, en imagen. Los refuerzos que pueden sumar minutos en Córdoba (Foto: Prensa Tigre).

Terminar 2018 con una mínima esperanza

Tigre jugará este lunes en la cancha de Belgrano de Córdoba su último partido del año, ante un rival directo por la permanencia.

diznico01
Nicolás Diz

En el Anuario 2018 que Tigre VAVEL preparará a fin de año, de manera anticipada, vamos a hacer un resumen, nuevamente, con datos desalentadores. El Matador ganó solo siete partidos en todo 2018, y terminará el calendario en el último escalón de la tabla de promedios, por debajo de todos, de los dos equipos recién ascendidos (Aldosivi y San Martín de Tucumán) y de los rivales que también dividen por tres temporadas. Es lógico, porque en tres temporadas, el elenco de Victoria solo suma 69 puntos, y quedan en juego solo 11 partidos, es decir 33 puntos en disputa.

Mariano Echeverría, quien llegó para reemplazar a Cristian Ledesma, tuvo un arranque esperanzador, sin embargo, está repitiendo la tendencia de su predecesor (y su predecesor, y el predecesor de éste), sin poder hilvanar dos triunfos seguidos (esto no pasa en Tigre desde mediados de 2017, con Caruso Lombardi) y con los números cada vez más apremiantes, porque el tiempo se agota y en toda la Superliga, Tigre nunca pudo aprovechar las derrotas de los otros equipos en la zona roja.

El último compromiso de este tortuoso 2018 será este lunes desde las 21.15 ante Belgrano, en el estadio de Barrio Alberdi, con arbitraje de Andrés Merlos, por la 15° fecha de la Superliga, que se reanudará recién en enero. El Flaco no contará con jugadores clave, como Augusto Batalla y Lucas Menossi, ambos suspendidos, ni con Matías Pérez García (sufrió una fascitis plantar). Con este panorama, afrontará otra final en los promedios, ante el Pirata, que tiene 78 puntos (le lleva nueve a Tigre).

Estos partidos son catalogados como de "seis puntos" por lo que está en juego y porque Tigre no tendrá otra chance directa de descontarle a este rival directo, que también tuvo un irregular 2018 pero que lleva distancia. De visitante, una victoria puede amortiguar la caída del Matador de este año para el olvido. Caso contrario, empezará 2019 con la soga al cuello, pero ya apretando.

VAVEL Logo