Sin recambio
Pitazo final de Abal y fin del partido. Pálida imagen dejada en casa (Foto: Clarín),

Sin recambio

River empezó el año sin brillo y cayendo de local ante Defensa y Justicia. Se fueron pilares y la falta de refuerzos se notó.

diznico01
Nicolás Diz

El año recién arranca y el mundo River aún sigue viviendo la adrenalina y el jolgorio por la obtención de su cuarta Copa Libertadores, en la cara de su archirrival, un hecho que difícilmente se vuelva a dar. Sin embargo, ya se pueden dar las primeras conclusiones de la versión inicial del River 2019.

Tras la primera prueba, que fue victoria ante Nacional de Uruguay, River empezó a ponerse al día en la Superliga, ya que debía cuatro partidos del semestre anterior, que fue postergando mayormente por su actividad en la Libertadores 2018. Anoche, en el Monumental, que inicialmente le rindió tributo a Jonatan Maidana (el histórico defensor que se marcha del Club luego de casi nueve años), el Millonario recibía a uno de los mejores equipos del torneo y escolta del puntero Racing Club, Defensa y Justicia.

El Halcón, con el libreto de Sebastián Becacecce, se adueñó de la posesión de la pelota en el primer tiempo, cortó los circuitos del juego del dueño de casa y obtuvo la ventaja por medio de un tiro libre rasante de Matías Rojas que descolocó a Franco Armani. Ventaja suficiente para aguantar en el segundo tiempo y llevarse tres puntos de oro del Monumental.

El equipo

Marcelo Gallardo puso en cancha a su mejor once posible, sin Leonardo Ponzio, que este semestre tendrá menos actividad que en años anteriores por cuestiones físicas: Armani en la valla, la defensa campeona de América con Gonzalo Montiel y Milton Casco en los laterales, Lucas Martínez Quarta y Javier Pinola en la zaga central; en el medio por derecha inicialmente Juan Fernando Quintero, Enzo Pérez de 5 y Exequiel Palacios en la zona de creación, junto a Ignacio Fernández; y la dupla de ataque predilecta del entrenador: Lucas Pratto y Rafael Borré

Algunas cuestiones a considerar: con la partida de Maidana, el nuevo 2 será Martínez Quarta, que además fue capitán. El Chino nunca volvió a su nivel luego de cumplir su suspensión por doping. Ante Defensa tampoco estuvo lúcido (de hecho, casi compromete a Armani despejando una pelota que el propio arquero iba a despejar) y ahora tiene competencia, que es el único refuerzo que llegó hasta ahora, el paraguayo Robert Rojas.

Asimismo, sin el Pity, el encargado del juego fue Quintero, aunque el colombiano tiene otras características de conducción, llegada y rempate. River, hoy por hoy, carece de explosividad del medio para adelante, alguien que rompa tanto el molde como el ataque estático. Nacho Fernández alternó buenas y malas, mientras que Palacios hace varios partidos que no logra consolidar el buen juego que venía realizando. Para destacar la labor de Enzo Pérez en el mediocampo, muy confiable y pasador. 

En el ataque, Pratto casi no contó con situaciones, las que sí tuvo Borré, quien llegaba on fire de sus últimos partidos en 2018, y sin embargo, el colombiano careció de eficacia para vulnerar el arco de Unsain.

No aprovechó el momento

River fue superior a Defensa en el tramo final del primer tiempo y en los primeros minutos del segundo, poniendo contra las cuerdas al cuadro visitante, que se dedicó a cuidar su campo y tratar de salir de contragolpe. De todas maneras, el Millo no supo encontrar caminos para el gol ni lograr el pase final para que alguno de los delanteros pudiera convertir. En la parte final, el Halcón enfrió el partido y terminó con el premio mayor.

Banco sin recambio

En el segundo tiempo, el Muñeco se aventuró con tres variantes al mismo tiempo: Nicolás De La Cruz, Camilo Mayada y Lucas Beltrán ingresaron por Fernández, Palacios y Pratto, respectivamente. No obstante, los uruguayos y el juvenil no cambiaron la ecuación del trámite. Tampoco había muchas opciones en los relevos, que se componía por los tres nombres mencionados anteriormente más Germán Lux, Bruno Zuculini y dos juveniles más, Cristian Ferreira y Kevin Sibille.

Indudablemente, con toda la competencia que se avecina, los chicos de Inferiores tendrán protagonismo en la Primera. Pero tampoco hay relevos de experiencia para complementar y hacer un equipo más competitivo para potenciar a los titulares fijos.

¿Refuerzos?

Solo llegó Robert Rojas y esta semana, la dirigencia espera cerrar a Matías Suárez, el hábil delantero de Belgrano de Córdoba (que pelea por la permanencia), en una operación que será de 3 millones de dólares. Sí o sí Gallardo necesita opciones para el ataque y la zona de creación, ya que se marcharon Gonzalo Martínez y Rodrigo Mora.

El plantel que hay actualmente (falta que se sumen Julián Álvarez y Santiago Sosa, quienes están disputando el Sudamericano Sub 20 en Chile) es corto y hay que afrontar Superliga (River debe tres fechas pero está muy lejos de Racing, con 19 puntos contra los 36 de La Academia), la Copa de la Superliga, la Copa Libertadores y la Recopa Sudamericana. 

VAVEL Logo