Quilmes pierde a dos promesas en una semana
Foto: Quilmes Atlético Club

Quilmes pierde a dos promesas en una semana

El Cervecero no logró retener a uno de los máximos goleadores de las divisiones inferiores, y concretó la venta de uno de los mejores mediocampistas que logró formar. Todo en cuestión de una semana, mientras se lleva a cabo la pretemporada del plantel de primera división.

ivovidal88
Ivo Vidal

Además de tener una increíble mala suerte, en Quilmes predomina la mala gestión.

En las últimas semanas, tanto una como otra se hicieron presentes en el mundo cervecero y tuvieron efecto de la peor manera posible, generando la pérdida de un jugador, y para peor, una promesa juvenil.

Lo nunca visto en un juvenil

Hablamos del caso Marcelo Olivera. Una de las joyas de Quilmes, de los que se decía que podía llegar a lograr algo grande en Primera división. Y tenía sus razones para justificarlo. Uno de los máximos goleadores de las categorías inferiores del club, premiaciones de la AFA, convocatorias al seleccionado argentino, y debut en Primera. Solo faltaba una cosa, la firma de su primer contrato profesional. 

En teoría, este era el año en que Olivera se convirtiera en jugador profesional, ya que estaba previsto que el jugador tenga mucha participación en el equipo que dirige Leonardo Lemos, quien conoce perfectamente al "Chelo", como se lo apoda. Pero lo que también es cierto es que un jugador no puede presionar a una comisión directiva para que le hagan firmar su primer contrato. Y eso es justamente lo que este jugador hizo reiteradas veces. 

Olivera estaba entre los 36 jugadores citados para realizar la actual pretemporada del equipo. Al no recibir una respuesta positiva por parte de los dirigentes del club, el delantero tomó la decisión de no presentarse hasta que se cumpliese su pedido. Pasó más de una semana de entrenamiento sin que se hiciera presente en las instalaciones del Cervecero, hasta que se dio a conocer, a través de una foto en Instagram, que se encontraba en Perú, más específicamente participando de las prácticas del equipo Universidad San Martín de Porres, que milita en el torneo de Primera división. 

Resultó como una sorpresa total para todos aquellos que estaban pendientes de él, ya que nadie esperaba que tomase esa decisión. Más tarde, declaró en la Radio FM Sur, que su situación económica no era la mejor, y dado que en Quilmes no cumplían con sus pedidos desesperados, no le quedó más remedio que viajar a territorio peruano con su representante para buscar nuevos horizontes, aclarando que lamentaba profundamente tener que dejar el club donde se formó desde chico.

De momento, Marcelo Olivera está siendo evaluado por el cuerpo técnico del equipo de Lima, participando de su pretemporada, donde ya ha demostrado su calidad con un buen número de goles, y existe una gran probabilidad de que termine siendo parte del plantel. Por otra parte, muchos simpatizantes de Quilmes lamentan la partida repentina de este jugador y señalan como principales responsables a los dirigentes que deberían haberle hecho firmar el contrato con mucha anticipación.

Marcelo Calello, presidente del club, afirmó que se comunicaron con el jugador, durante todo el período en el que estaba desaparecido y le dijeron que hasta que no se presente en el Estadio, no realizarían la operación. Nada de mensajes o llamadas telefónicas. Otros, se sienten "traicionados" por el mismo Olivera, más que nada por el hecho de que Quilmes le dio todo, y el parece haberse olvidado de todo lo que el club hizo por él.

La dirigencia Cervecera trató de hacer todo lo posible, comunicándose con el jugador, el club, y con la AFA para tratar el tema. Lo cierto es que al no tener contrato profesional, Olivera es considerado como un jugador libre, por lo que el conjunto universitario puede incorporarlo sin ningún problema. El poco trozo de tela del que Quilmes puede cortar son los derechos de formación, por lo tanto el Cervecero ha solicitado un resarcimiento económico de 50 mil dólares.

La única venta de Quilmes en el mercado

El otro caso es el del mediocampista Iván Smith. Al igual que Olivera, este chico prometía y mucho, pero existe una única diferencia con el delantero. Todavía Smith no había podido debutar en Primera división pero si tenía un contrato profesional. Solo había sido convocado a algún que otro partido en la B Nacional, pero era uno de los jugadores destacados de la Reserva cervecera que tan buen año había redondeado.

La calidad del "Pica" era conocida por varios otros clubes del fútbol argentino, y era cuestión de tiempo que las ofertas comiencen a llegarle al Cervecero por el jugador. A mediados del 2018, Smith estuvo a muy poco de ser comprado por Defensa y Justicia, pero Quilmes hizo todo lo posible para retenerlo lo cual no cayó del todo bien en el entorno del jugador.

Siguió desenvolviéndose en la Tercera división del club, este comienzo de año se le dio la oportunidad de hacer la pretemporada en Primera división, hasta que el teléfono sonó, y quien llamaba era Godoy Cruz. El Tomba tenía toda la intención de llevarse a Smith en quien veían a un gran mediocampista, y por el difícil momento económico del club y por la poca participación del jugador en el equipo profesional, la decisión final de la dirigencia fue la de aceptar la oferta. 

Iván Smith se convirtió en jugador del conjunto mendocino tras firmar un contrato por 4 años, y la cifra de la transferencia fue de 150.000 dólares por el 50% del jugador. Es más que posible que el ahora ex-Quilmes consiga debutar y mucho mejor aún en la Superliga, la máxima categoría del fútbol argentino.

Lo que muchos le reprochan al cuerpo dirigencial de Quilmes es el hecho de no haber visto a un talento tan prometedor que formó el club, debutar en Primera división, cuando hubo mucho tiempo para que ese sueño que el chico tenía, pueda cumplirse.

Por otra parte, Godoy Cruz también puso sus ojos en otro jugador del conjunto del Sur. El delantero Justo Giani que de a poco va adaptándose en el Cervecero, en una categoría tan disputada como la B Nacional, y que según el mismo comentó, solo le llegó el rumor de que el Tomba lo tenía en su agenda. Nada formal.

Quilmes también recibió varios ofrecimientos para vender a otra de las sensaciones de las divisiones inferiores, el lateral Martín Ortega, más precisamente de Gimnasia de la Plata y de Internacional de Porto Alegre. El Cervecero optó por rechazar ambas, considerando como muy inferiores a las sumas ofrecídas, y por no querer dejar ir a un talento que tampoco debutó, pero que planean que comience a tener minutos el próximo campeonato que Quilmes dispute, como el lateral derecho titular. 

Los que se van, por no ser tenidos en cuenta

Por otra parte, en Quilmes también es baja durante este mercado de pases el defensor Nicolás Ortiz. El entrenador Leonardo Lemos fue claro con él y le manifestó que no será tenido en cuenta para la segunda parte del campeonato. Por lo tanto Ortiz, a préstamo de Gimnasia de la Plata, y que disputó un total de 9 partidos(715 minutos) con el equipo en la B Nacional, rescindió su vínculo con la institución, retornó al Lobo donde tampoco tendrá lugar y finalmente fue vendido. El Olmedo de Ecuador será su destino.

Además de Ortiz, el atacante Éric Ramírez tampoco entrará en los planes del entrenador, pero de todas formas el jugador que también se encuentra cedido a préstamo de Gimnasia sigue entrenándose en el Cervecero.

VAVEL Logo