Golpe a la ilusión
Agustín Bouzat (figura del partido) celebra su gol, sobre el cierre del primer tiempo. Foto: MARCA CLARO  ARGENTINA.

Golpe a la ilusión

Atlético Tucumán cayó derrotado 2 a 0 frente a Vélez, en su visita a Liniers. Los dirigidos por Ricardo Zielienski, deben esperar que Independiente obtenga un resultado positivo frente a River para seguir soñando con la clasificación a la Copa Libertadores 2020.

santiagoaguero25
Santiago Agüero

Mediodía de sábado en la República Argentina; mientras la comida espera a ser servida, y el mantel, vasos y cubiertos adornan la mesa; la familia se reúne alrededor de la 'tele' esperando por el comienzo del partido. Hay promesa de buen fútbol, juegan dos equipos que aunque llegan con resultados complicados, son protagonistas de la Superliga. Por un lado el golpeado Vélez de Gabriel Heinze, que intenta dejar en el pasado la sorpresiva derrota por Copa Argentina frente al recién fundado Real Pilar de la Primera D del fútbol argentino, y que además empató como visitante frente a Argentinos Juniors en su última presentación por el torneo de primera división. Por su parte Atlético Tucumán viene de caer como local frente a River Plate por 1 a 0, en lo que fue 'una final', en la lucha que mantiene palmo a palmo con el conjunto de Gallardo para clasificar a la Copa Libertadores.

Primera vez en la actual Superliga, en que Atlético Tucumán recibe dos derrotas de manera consecutiva.

El duelo arrancó siendo favorable al local; apenas 17 minutos de juego y ya había tenido dos oportunidades muy claras para abrir el marcador. Primero; un robo en mitad de cancha y un pase en profundidad para Leandro Fernández que en lugar de encarar hacia el arco, prefirió dejar correr la pelota y luego cederla atrás para la aparición de Thiago Almada que definió por sobre el travesaño. Y después; tras un rodeo de Rodrigo Aliendro en el que terminó perdiendo el balón ante la marca de Nicolás Domínguez, fue este quien terminó recibiendo una asistencia que lo dejó cara a cara con Cristian Lucchetti; siendo el arquero el vencedor. Aliendro era el 'mejorcito' en un equipo tímido e impreciso; y fue él quien a los 26' de la primera etapa, a través de un fuerte remate de más de 30 metros de distancia, generó la primera ocasión de peligro al arco defendido por Lucas Hoyos, que respondió de gran manera. El partido seguía igualado en cero.

En lo que va de la Superliga, Vélez llegó a la increíble suma de 15 remates en los palos. Tal como fue destacado en más de una ocasión por los relatores de la transmisión oficial (TNT Sports).

Los dirigidos por el 'Gringo' Heinze seguían dominando el juego y aprovechaban las ventajas que dejaba la defensa rival (perdida y con alarmantes errores de todo tipo). Promediando los 35 minutos, Bouzat recibió un gran pase 'pinchadito' por sobre los defensores y definió por sobre un 'Laucha' Lucchetti que salió desesperado a tapar el remate, pero la pelota dio en el palo izquierdo; nuevamente se salvaba el 'Decano'. Finalmente, cuando parecía que el primer tiempo terminaría con una igualdad en cero; una grave distracción en un saque lateral, por parte de los centrales del conjunto tucumano; le permitió a Domínguez recibir solo y colocar el centro, asistiendo a Bouzat que en solitario acomodó la pelota lejos del alcance del arquero. Vélez abría el marcador.

El segundo tiempo arrancó con dos cambios para la visita; el ingreso de Favio Álvarez en lugar de Juan Ignacio Mercier (se retiro con una molestia física) y el de Javier Toledo por Mauro Matos, no influyeron positivamente. Pese a esto, el equipo de Zielinski se encontró mejor ubicado en el campo de juego, pero continúa padeciendo la falta de jerarquía en los últimos metros que le dejó la partida de su goleador Luis Miguel Rodríguez. A falta de unos minutos para el 'pitido' final, tras un saque de puerta de Hoyos, Rodrigo Salinas (recién ingresado) bancó la embestida de Yonathán Cabral (que intentó despejar de cabeza) y se anticipó a Bruno Bianchi y Cristian Lucchetti cediendo para Pablo Galdames, que de cara a un arco totalmente descuidado, sólo tuvo que empujarla. El conjunto de Liniers cerraba el partido.

Además de una dura derrota, el final del encuentro dejó a simple vista el déficit goleador que posee el equipo 'Decano' en este semestre, a diferencia del anterior que estuvo plagado de anotaciones. Además le permitió a River la posibilidad (de ganar), de ubicarse solo en la cuarta posición de la Superliga. El próximo compromiso será por Copa Argentina, el miércoles 20 de marzo a las 20:10 hs; luego del receso por fecha FIFA, jugará frente a Aldosivi el domingo 31 a las 11 hs.

VAVEL Logo