El mercado está abierto
Foto: Temperley

El mercado está abierto

En medio de un receso que será extenso y que apenas empieza, tomamos el compromiso de repasar cómo está la actualidad del Mercado de Pases para Temperley de cara al próximo torneo de la B Nacional, el cual promete ser altamente competitivo.

nicolas-pilipiuk
Nicolás Pilipiuk

Depuración. Ese es el término que describe con exactitud la realidad del plantel de Temperley después de la frustrada clasificación al Reducido. El efecto lógico que podía resultar de tamaña decepción es un cambio de nombres y de aire para el conjunto dirigido por Cristian Aldirico.

Habiendo llegado en la última temporada nombres rutilantes (léase Leandro González, Lucas Wílchez o Roberto Brum), las expectativas del hincha de Temperley promedio no bajaban de un ascenso directo o, en el peor de los casos, una llave para competir en el play-off  que daba la llave al segundo ascenso a la Superliga. No obstante, el hecho de no encontrar un funcionamiento que acomodara a cada pieza en su lugar, en donde cada intérprete sea capaz de ejecutar la idea que pregona el Director Técnico, hizo que tanto Gastón Esmerado como Cristian Aldirico jamás encontraran la regularidad en el andar del equipo en el torneo (más allá de la diferencia de planteos que presentaran el hoy DT de Almagro con el actual entrenador del “Gasolero”).

A sabiendas de que la próxima temporada verá a un Temperley disminuido en cuanto a su presupuesto (el cual será ostensiblemente menor que el de la temporada 2018/19), la Subcomisión de Fútbol, en trabajo conjunto con Aldirico, deberá experimentar una suerte de “ojo de halcón” para encontrar talentos sin hacer erogaciones de dinero demasiado generosas.

En lo que respecta al fútbol profesional, para establecer un equilibrio en materia económica, ya se ha conocido una lista de jugadores que no continuarán vistiendo la camiseta de Temperley la siguiente temporada. A saber: Santiago Giordana (se finalizó su préstamo de Belgrano), Pablo Campodónico (dejó la actividad profesional), Nahuel Luna (vuelve a Estudiantes después de la cesión), Darío Salina, Tobías Albarracín, Leandro González, Lucas Wilchez y Julián Lucero. A esta nómina, se le sumará Brian Puntano.

En suma, ya son 9 los jugadores que no seguirán jugando en Temperley. Muchas de estas bajas son de futbolistas que no eran tenidos en cuenta por Aldirico para la formación del equipo profesional, como son los casos de Luna, Salina, Albarracín, Wílchez y Lucero. Otros se van porque nunca encontraron comodidad en el planteo del entrenador (casos de Giordana y González). Mientras que Pablo Campodónico, histórico guardameta del “Cele”, tuvo mucha participación en los últimos partidos pero decidió colgar los botines o, aplicando la metáfora a su posición, los guantes.

Expuestas las bajas que sufrió Temperley, es preciso señalar que Aldirico solicitó expresamente a los directivos que hagan un esfuerzo por retener al volante ofensivo Lucas Mancinelli, y a los delanteros Pablo Magnín y Mauro Guevgeozián. Además, en principio se había pronunciado a favor de la continuidad del arquero Matías Castro, cosa que resulta muy complicada por el interés que tiene Unión de Santa Fe (equipo dueño de su pase) de repatriarlo.

También es de público conocimiento que están encaminadas las negociaciones con Leonardo Di Lorenzo, emblema del equipo “Celeste”, para que continúe una temporada más en el club y pueda retirarse con la camiseta que tanto valora.

En cuanto a jugadores que vuelven a Temperley de diversos préstamos, es probable que Adrián Arregui no continúe (teniendo a Banfield, Newell’s o Colón como destinos posibles), al igual que Josué Ayala, que tiene ofertas de equipos del exterior. En cuanto a Gaspar Gentile, Aldirico consideró que quiere evaluarlo para ver si lo tendrá en cuenta o no para la temporada venidera.

Si vamos al campo de los posibles refuerzos que recompongan al plantel de Temperley, las novedades apuntan a que dos jugadores históricos están a punto de sellar su regreso al cuadro “Gasolero”. Se trata de Federico Crivelli y Gastón Aguirre, pilares fundamentales de la obtención de los ascensos a la B Nacional y a Primera División en el año 2014. Ambos tienen sobrada experiencia en lo que tiene que ver con defender la casaca del “Celeste”. En caso de que se confirmen estos regresos, además de aportar una cuota de jerarquía para el arco y la línea defensiva de Temperley, también serán importantes para la generación de una mística en el vestuario del equipo, que pueda tener un efecto contagio en los jugadores nuevos que lleguen a la institución.

Obviamente, habrá muchas más novedades en cuanto a las Altas en este mercado de pases para Temperley, pero las primeras piezas empiezan a moverse. Será cuestión de tener paciencia y estar finos en cuanto a la elección de los jugadores que tengan por objetivo llevar al club a lo más alto del fútbol argentino.

VAVEL Logo