Newell's volvió a dar la talla ante uno de los candidatos al título
El festejo de Insaurralde tras convertir el gol del empate. Foto: Clarín.

Un punto que vale oro. Eso se trajo Newell's de la Bombonera con el 1 a 1 que le arrancó a Boca por la octava fecha de la Superliga. Luego de este resultado, se mantiene en el puesto 17º de la tabla de los promedios, con siete equipos por debajo. 

Lo ganaba el local por la mínima gracias a un cabezazo de Carlos Izquierdoz a los 30 minutos del primer tiempo, mientras que Cristian Insaurralde lo igualó a los 34' de la segunda parte. Un tanto que le cortó a Andrada el récord de imbatibilidad de 864 minutos.

El dato negativo para Newell's fue la salida por lesión de Jerónimo Cacciabue, quién a los 25 minutos de juego sintió un pinchazo en el isquiotibial izquierdo, cuando presionaba cerca del área Xeneize y debió ser reemplazado por Lucas Villarruel.

Los dirigidos por Alfaro, que comenzaron presionando arriba, pero luego bajaron la intensidad ante la dinámica de los volantes rojinegros, llegaron en varias oportunidades. Las más claras: Tiro libre de Zárate que Aguerre mandó al córner (jugada de la que luego llegó el gol) y un centro de Fabra en el que Ábila casi convierte de volea.

Por el otro lado, el conjunto de Kudelka hizo un aceptable primer tiempo y también contó con claras ocasiones para anotar. En una oportunidad, en el tiempo adicionado, Maxi Rodríguez falló increíblemente tras una mala salida de Junior Alonso que derivó en un mano a mano en el que la Fiera la tiró afuera por poco.

Si la primera parte del encuentro fue muy pareja, y la única diferencia fue el acierto del zaguero, que se le escapó a Lema de la marca y con un cabezazo de pique al suelo venció a Aguerre, en el complemento Boca comenzó mucho mejor. Newell's bajó el ritmo y los locales jugaron en el campo rival con varias jugadas de peligro.

En los segundos 45 minutos, Boca creyó que la Lepra ya no tenía con qué empatárselo. Se descuidó y lo empezó a dejar crecer. A los 34', Julián Fernández recibió un gran apoyo de Albertengo, que desbordó por la derecha dándole el pase a Cristian Insaurralde, quién finalmente le rompió el arco y la racha a Andrada.

El gol dejó knockout a Boca. La formación de Alfaro no tuvo tiempo para despertarse y el empate tomó forma definitiva con el pitazo final de Herrera.

Este punto tiene un peso mayor ante cualquier otro porque la Bombonera es un reducto difícil, y porque el equipo continúa el ritmo de cosecha, ganando de local y sumando fuera de casa.

MEDIA: 5VOTES: 3
VAVEL Logo