Triple casos: Huellas imborrables 
POSITIVO. Zuqui,Lértora y Burián tuvieron un excelente paso por el Tomba. Foto: Nicolás Castillo-Vavel Argentina

Fito Páez en una de las letras de su canciones dijo: "Hay recuerdos que no voy a borrar personas que no voy a olvidar" y es una buena frase que resume de lo que siente la parcialidad de Godoy Cruz de cara al encuentro del lunes contra Colón. En la vereda de enfrente estarán Fernando Zuqui, Federico Lértora y Leonardo Burián, quienes dejaron una positiva imagen en su estadía en el conjunto "Tombino".

Zuqui, nació en las canteras de Lujan de Cuyo y no alcanzó a debutar con los colores "Violeta" que llegó a las inferiores del Expreso, debutó en el año 2012 y este domingo se cumplirán siete años de aquella tarde en el Malvinas Argentinas frente a San Lorenzo. El ex Estudiantes fue capitán del elenco que dirigía Sebastián Méndez en el año 2016 y en total disputó 79 partidos con cuatro goles, al año siguiente fue vendido a Boca.

NOCHE HISTÓRICA. Zuqui y su festejo en su bautismo de gol en la máxima categoría.

El hombre de 27 años tuvo una semana para el olvido, anotó dos tantos en el encuentro por Copa Argentina ante Estudiantes de Buenos Aires y en la definición por penales desvío su remate por arriba del travesaño para quedar afuera del certamen federal, horas antes había tenido problemas personales con su mujer y su hijo. Hoy por hoy, es indiscutible dentro del once de Pablo Lavallén y el ex entrenador de San Martín de San Juan, lo colocó de doble cinco y de a poco está recuperando su mejor versión. Se encuentra a préstamo en el club santafesino y a fin de año tiene que retornar al "Pincha" platense. 

En esa sólida mitad de cancha lo acompaña Lértora y el "León" arribó a Godoy Cruz en la temporada 2012 y estuvo hasta 2015. Su salida se produjo por diferencias con la comisión directiva de aquel momento y decidió buscar nuevos horizontes, en la cual terminó arreglando con Arsenal. En el "Tomba" tuvo 92 espectáculos sin goles y el ex Ferro mostró un rendimiento regular en esos tres años defendiendo los colores del "Bodeguero", últimamente Lavallén se inclinó por él por sobre Matías Fritzler y es uno de los más mimados por el cuerpo técnico del "Sabalero"

SOSTÉN EN EL MEDIO. Lértora equilibró la zona defensiva del Tomba en su momento y era pieza clave dentro del once.

Por último, está Burián, el arquero uruguayo en 2017-2018 fue el guardián del arco en el equipo dirigido por Daniel Oldrá y hace exactamente dos campañas fue pedido por su compatriota Mauricio Larriera, debutando en los octavos de final de vuelta ante Gremio y con la misión de reemplazar a Rodrigo Rey. El actual portero de Pachuca había dejado la vara muy alta y Larriera buscó experiencia en esa zona de la cancha.

TODO OK. Los simpatizantes del Tomba no olvidan las atajadas de Burián.

El ex Nacional fue pieza fundamental en el subcampeonato con Diego Dabove al mando del Expreso y el "oriental" no llegó a un final feliz con la cúpula de la dirigencia de Godoy Cruz, terminó su estadía y al poco tiempo decidió continuar su carrera en el "Sabalero". Colón se encuentra en la final de la Copa Sudamericana y en el torneo internacional, el guardavalla fue la figura en dos tandas de penales ante Argentinos y Atlético Mineiro.

VAVEL Logo