Cara
a cara: Mauro González vs. Cristian Lillo
Foto: VAVEL

Después de la suspensión del partido entre Temperley y Morón (como consecuencia del accidente sufrido por Enzo Baglivo, quien se encuentra en recuperación y hacemos llegar nuestro apoyo desde Temperley VAVEL), este lunes será momento de actualizar la cantidad de partidos jugados a la del resto de los equipos.

Luego de la valiosa victoria obtenida frente a Barracas Central, el “Gasolero” buscará conseguir un objetivo muy importante: poder sumar de a tres en condición de local por primera vez en el torneo. Para ello, el entrenador Walter Perazzo deberá diagramar un equipo acorde a la exigencia del rival. Este adversario es nada menos que Morón, club que está desarrollando una interesante performance en la actual Primera Nacional: se encuentra en la quinta posición, con un total de 16 puntos, es decir, 4 más que los que tiene Temperley.

En otro orden de cosas, es bastante probable que el “Cele”, aprovechando la localía, busque hacerla valer para sacar algún tipo de ventaja más allá de lo que pueda significar lo futbolístico. Indudablemente, el juego de Temperley ha mejorado considerablemente desde la llegada de Walter Perazzo al banco, pero se sabe que aun hay cosas que mejorar y virtudes que afianzar.

La intención del “Gasolero” para esta primera rueda tiene una meta doble: por un lado, se busca quedar lo más arriba posible en la tabla de posiciones, para estar expectante por un lugar en el Reducido; pero, por otro, la clasificación a la Copa Argentina es otro logro al que se busca arribar.

Teniendo en cuenta estas situaciones, vamos a analizar a dos de los jugadores que, hasta el momento, han presentado mayor regularidad en los dos planteles. En cuanto a Temperley, hoy toca hablar de Mauro González. Mientras que, por el lado del “Gallo”, Cristian Lillo será el apuntado en esta ocasión.

Mauro González

Este volante por izquierda que llegó a Temperley esta temporada ha sido, sorpresivamente, uno de los puntos más altos del conjunto celeste. Y si bien ya había mostrado algunas virtudes durante la etapa final de la conducción de Cristian Aldirico, se ha convertido en una pieza clave del armado de Perazzo.

Fue uno de los últimos jugadores en llegar en el último mercado de pases, esperando ser una variante para el equipo titular. Sin embargo, a fuerza de buenos rendimientos, se ha ganado la titularidad. Cuestión que tuvo su cristalización con el exquisito gol de tiro libre que le convirtió a Barracas Central en la fecha anterior, tanto que implicó el triunfo del “Cele” ante el “Guapo” y la chance de traer los 3 puntos a Turdera.

Este mediocampista se caracteriza por tener buen manejo del balón y buena pegada, siendo muy sacrificado y haciendo un desgaste muy importante en cada partido.

González, de 23 años, sabe que un rendimiento bueno y constante en Temperley puede significar un auge y afirmación de su carrera. El nacido en Lanús cuenta con 1,78 mts de altura, y surgió de as inferiores de Boca Juniors. En tanto que registra pasos por Chacarita, Slovan Bratislava (Eslovaquia) y Almagro.

Cristian Lillo

Este experimentado volante es el típico acompañante del número 5, que se desempeña como distribuidor del balón, aunque con más libertades y sin tanta responsabilidad de marca. En esta temporada, ingresó como titular en los últimos partidos, y fue un elemento positivo para el armado del esquema del entrenador.

Con un amplio recorrido por el ascenso, es conocido por ser un buen recuperador de balón y con la capacidad de dar una pausa al juego del equipo.

Lillo, nacido el 12 agosto de 1985, surgió de Estudiantes de Caseros y luego continuó en Ferro Carril Oeste, Platense y Flandria. Además jugó un año en Altamira Fútbol Club, de México. Llegó al “Gallo” en 2014 y fue uno de los baluartes del ascenso a la B Nacional. Su hermano, Hernán, también es un histórico del fútbol de Ascenso: registra pasos por Almagro, Deportivo Morón, Altos Hornos Zapla, Juventud Antoniana y San Miguel. Ambos han enfrentado a Temperley en diferentes momentos.

Con el objetivo de escalar lugares en la tabla, Temperley se juega una parada brava ante el siempre difícil Morón. Buscará darle la primera alegría como local a su gente, y vaya que sería alentador hacerlo. El partido comenzará a las 18 hs y se disputará en el estadio Alfredo Beranger. Sebastián Zunino será el arbitro del encuentro, que será televisado por TyC Sports.

VAVEL Logo