Noviembre, el mes clave
Libertadores, Superliga y Copa Argentina: un triple desafío (Fotomontaje).

De 2014 a la fecha, el objetivo de River siempre ha apuntado al ámbito internacional. Luego de tantos años de sequía copera, con la llegada de Marcelo Gallardo, el Millonario se volvió a convertir en un gigante que pisa fuerte en Sudamérica y no por nada se sumaron dos Copa Libertadores, una Copa Sudamericana y tres Recopa Sudamericana a las vitrinas en un lustro. 

El 23 de noviembre, por ahora en el estadio Nacional de Santiago de Chile (confirmado por las autoridades del país vecino, a pesar del caos social), River va por la Quinta y el bicampeonato de Libertadores. Está a 90 minutos de lograr la gran meta de 2019 (como fue la de 2018, con mucha más carga emotiva), y se enfrentará al Flamengo de equipo y técnico europeos, que invirtió fuerte en el mercado y que anhela este momento desde 1981, cuando levantó su única Copa por el momento. Sin dudas, ese día se llevará todos los flashes. No obstante, La Banda también tiene otros apuntes en carpeta.

Luego del triunfo por 2-1 ante Colón, River se subía momentáneamente a la cima de la Superliga (21 puntos), que volvió a recuperar Argentinos Juniors (24); también se sumó a la pelea Lanús (22) y perdió terreno Boca (21). Aún con la Copa Libertadores de por medio (aunque con más margen de descanso comparado a ediciones pasadas), Gallardo no perdió de vista el certamen local, porque da cupos directos a la Libertadores 2021 (a la edición 2020 ya está clasificado), porque pudo seguir dándole rodaje a su once de memoria (que sigue respondiendo en alto nivel) y porque el campeonato local es el único asterisco de la Era Gallardo: River no gana un torneo de liga desde el Final 2014, con Ramón Díaz (desde entonces logró cuatro copas nacionales), y cada vez que peleó por el título, se acordaba recién en la recta final (como en 2017 y 2018). Esta Superliga consta de solo 23 fechas (con el receso de verano de por medio), y ya va por la mitad. Este es el momento para seguir adelante en el certamen, el momento de ganar partidos y llegar al 2020 en los primeros lugares. 

Pero eso no es todo. El jueves 14, en Córdoba, el Millo se medirá ante Estudiantes de Buenos Aires por la semifinal de la Copa Argentina, un torneo que a Gallardo le interesa (la ganó en 2016 y 2017) porque está a solo dos partidos de otra estrella. Los otros semifinalistas son Lanús y Central Córdoba. Este formato de partido único y en cancha neutral dificulta a la mayoría de los cuadros grandes, que quedaron en el camino, menos River. Además, en caso de obtener este trofeo, River evitaría el Repechaje de la Libertadores 2020 y entraría directo a la fase de grupos, por lo que no es un objetivo menor. 

Ya se termina el año. Sin la emotividad de 2018, pero con un plantel mucho más fuerte, potenciado en todas sus líneas, sin bajar la guardia, ya con un título de palmarés (Recopa 2019), habiendo eliminado una vez más a Boca y con todo para ganar en noviembre. ¿Podrá hacerlo?

VAVEL Logo