El ciclo Pipo llegó a su fin
Pipo tomó una decisión. En Tigre buscarán un resarcimiento económico (Foto: TN).

Fin de la historia. A pesar que el éxtasis de junio permitió que la mayoría del plantel y el propio​ Néstor Gorosito extendieran su contrato hasta mediados de 2020, finalmente el DT armará sus valijas y regresará a San Lorenzo, club en el cual fue ídolo como jugador y con un buen paso de director técnico entre 2003 y 2004.

Tras el empate sin goles contra Deportivo Riestra, el foco central estuvo en Gorosito, quien le comentó a la prensa que no había recibido ningún contacto formal del Ciclón y que solo pensaba en Tigre. Sin embargo, e tres las dirigencias sí hubo acercamientos y el propio Marcelo Tinelli, vicepresidente del club del Bajo Flores, expresó que hay un principio de acuerdo y que solo restan detalles para presentarlo oficialmente. 

De esta manera, el segundo ciclo de Pipo terminará el próximo lunes a las 18.15, cuando su equipo visite a Chacarita por la 12° fecha de la Primera Nacional.

En números, hay que dividir esta etapa por semestres. Gorosito asumió en la recta final de la Superliga 2018/19, tras la partida de Mariano Echeverría. Todavía era gusto de reojo debido a algunas polémicas declaraciones en contra del hincha matador. Sin embargo, todo eso fue quedando en el olvido: Tigre logró tres victorias en cadena (Rosario Central, Patronato y Vélez) y de los últimos 21 puntos en juego de ese torneo, obtuvo 17 (derrotando a rivales como Talleres y River, ambos de visitante). No obstante, no alcanzó para evitar el descenso, lo que hablaba a las claras de que era una utopía salvar el barco después de tres años de campañas paupérrimas.

Ese gran envión en la recta final le dio a Tigre el impulso necesario para disputar la Copa de la Superliga, en su primera edición, a modo eliminatorio ida y vuelta, con final única y neutral. Ese equipo que consolidó Pipo demostró ser el mejor, eliminando a Colón, Unión, Racing (el campeón), Atlético Tucumán y en la gran final, en Córdoba, aquel 2 de junio, Tigre ingresaba en la galería de los campeones de Primera División del fútbol argentino al ganarle 2-0 a Boca Juniors y conquistar su primera medalla. Gorosito conseguía su primer título como entrenador y clasificaba al Matador a la Copa Libertadores 2020, tal como lo lograra en 2013. Además, ese título abría las puertas a otra final oficial, la Copa de Campeones, en diciembre, contra Racing Club. 

Todo era alegría en Victoria, a pesar de tener que volver a segunda división. Gorosito daba su palabra para continuar con el proyecto y ascender a la máxima categoría lo antes posible, provocando así que la mayoría de los jugadores continúe también, entre ellos Walter Montillo. Pero el camino en la Primera Nacional es más difícil de lo que se preveía, con decir que Tigre solo suma 13 puntos en 10 partidos, con poco gol, un espejismo del elenco vistoso y competitivo del primer semestre. Y en este contexto de irregularidad, le llegó al DT la chance de agarrar a uno de los denominados grandes, y accedió, dejando al Matador sin Plan B para seguir en lo que resta del año y la temporada. 

En números, de 27 partidos dirigidos hasta ahora, Gorosito logró 14 victorias, 7 empates y 6 derrotas. El mejor recuerdo fue en la primera etapa del 2019. Y la estrella será eterna en la historia de la institución. En su primer ciclo llevó a Tigre a la final de la Copa Sudamericana 2012 y disputó la Copa Libertadores 2013. En el segundo, ganó un título inolvidable y volvió a meter a Tigre en el plano internacional. Los estímulos para seguir eran varios. A pesar de ello, en San Lorenzo lo esperan. Fin de la era Pipo.

VAVEL Logo