Análisis del rival: Calamar
enfurecido

Un grande no tan grande

El Club Atlético Platense es oriundo del Partido de Vicente Lopez, ciudad vecina de su lugar natal el barrio Saavedra. Fundado el 25 de mayo de 1905 tiene más de 114 años de historia y es uno de los clubes deportivos participes en la fundación del fútbol argentino profesional. A pesar de hace rato no pisarla, disputó más de 70 años la primera división del fútbol argentino con más de 2000 partidos jugados.

Nunca estuvo en la Primera C a lo largo de su historia pero sí en la “Primera B Metropolitana” (Hoy Primera B). En el campeonato de Primera B 2017-2018 se coronaría campeón del torneo venciendo en el partido desempate a Estudiantes de Caseros 1-0 con gol de José Vizcarra en el Estadio de Lanús Néstor Díaz Pérez para volver a la “Primera B Nacional” después de 8 años.

Calamar picante

La actualidad del Marrón no podía ser mejor: Se encuentra segundo en la tabla de la Zona 1 con 22 puntos, a 4 del puntero Atlanta. Cosechó hasta el momento siete partidos ganados, un solo empate y tres derrotas. Su última derrota fue en la fecha 8, cuando cayó de local 1-0 contra San Martín (SJ). Después el equipo se recompuso para llegar a donde está con tres victorias: 2-0 a Agropecuario, 1-0 a Barracas Central y 1-0 a Morón.

El goleador

Javier Nicolás Rossi nació en La Plata, Buenos Aires un 4 de noviembre de 1982. Surgió y debutó en el Club Defensores de Cambaceres donde realizó una trayectoria destacada, convirtiendo 45 goles en 153 partidos. Después alternaría en varios equipos del ascenso (exceptuando Huachipato de Chile) pero recién en el último tiempo pudo volver con contundencia. En Morón hizo 29 goles en 54 partidos y en Central Córdoba marcó 10 goles en 25 partidos.

A mitad de este año Platense se hizo de sus servicios. Solo lleva un gol en este campeonato (Contra Belgrano de local) pero es normalmente parte del once inicial del equipo dirigido por Fernando Ruiz.

Un ganador

Hernán Agustín Lamberti nació el 3 de mayo de 1984 en Castelar, Buenos Aires. Debutó en 2003 en Almagro y jugó ahí hasta 2005, donde paso a Guaraní de Paraguay. Volvió al país tras 6 meses para jugar en All Boys y luego Juventud Antoniana. Luego de alternar en varios equipos sin pena ni gloria (dos equipos del exterior) llegaría en 2009 a Sportivo Desamparados donde jugaría hasta 2012 un total de 72 partidos y anotaría 6 goles.

Luego pasó a Aldosivi donde jugó un total de 131 partidos y convirtió 4 goles. Antes de llegar a Platense jugaría en Central Córdoba un año hasta 2017. Cuando llega al calamar fue clave para el ascenso en el año 2018 hacia la Primera Nacional.

Además de ese título, Lamberti tiene en su palmarés otros tres campeonatos nacionales: B Nacional con Almagro en 2004, Torneo Argentino A con Sportivo Desamparados en 2012 y el ascenso a primera de Aldosivi en 2014.

VAVEL Logo