Un final anunciado
Foto: Diario Jornada

Desde el pitido inicial Defensa y Justicia demostró ser bastante superior, la visita llegaba con intenciones de resguardar el arco para conseguir traerse un punto a Mendoza (algo que se notó en la decisión de jugar con cinco defensores).

Gran fragmento de la primera parte no dejó demasiado, se veía al local dominante y con ambición que, mediante la rotación de sus volantes, deseaba penetrar la defensa del conjunto mendocino; por su parte, Godoy Cruz, esperaba en su mitad de la cancha e intentaba aprovechar algún que otro error del rival para efectuar un contragolpe.

Media hora de juego y el partido estaba estancado, la estrategia de Oldrá parecía estar funcionando y el "Halcón" no encontraba la forma de generarle peligro a la portería defendida por Juan Cruz Bolado.

Cuando todo indicaba que el marcador cerraría en tablas de cara al descanso, Rafael Delgado asistió de gran manera a Hector Martínez (en una excelente jugada preparada) para que este anote el primero de la tarde que, con el grito del defensor, daría por finalizado el primer tiempo.

A los pocos minutos de iniciado el complemento, el "Gato" cometería el mismo error de fechas pasada al sacar a Kévin Gutiérrez (el jugador más claro que tiene) para que ingrese Sebastián Lomónaco.

Ya con el marcador en contra, Godoy Cruz intentaba con poco y nada lastimar a un local que estaba muy firme en el terreno de juego. Pocos minutos después, luego de una contra y un rebote, Neri Cardozo marcó el segundo y el destino del resultado.

Después de estar abajo por dos goles, el "Tomba", intentó con menos juego que actitud remontar el encuentro. Muy poca claridad, nula organización, horrores en la creación del juego, pelotazos sin sentido y cero contundencia fue lo que entregó el visitante.

El encuentro concluyó y Godoy Cruz cerró el peor año de su historia en primera, se deberá hacer un muy duro trabajo (y una gran inversión) para que la situación cambie, esta penosa campaña es producto del pésimo mercado de fichajes que denota al presidente Mansur como el máximo responsable.

Quedan varios meses antes del próximo partido por la Superliga, la dirigencia deberá replantearse muchas cosas y otorgarle a Mario Sciacqua las herramientas necesarias para mejorar el panorama. Hasta entonces solo resta esperar.

VAVEL Logo