"Ni la muerte nos va a separar; desde el cielo te voy a alentar".
El Loco Julio con su estatua en el Feliciano Gambarte.

Muchas personas se preguntan cual es el propósito de la vida. Algunos pueden decir que estudiar una carrera, otros manifiestan que el dinero, tal vez para alguien es ser feliz. Pero el propósito del Loco Julio era Godoy Cruz, no le importaba nada mas. Una vida dedicada pura y exclusivamente para el expreso, donde no solo fue (y será) incondicionalmente hincha tanto en las buenas como en las malas, sino que también aportó su mano de obra, su dinero, y su vida.

La historia de Julio comienza cuando él tenía 12 años de edad, cuando luego de vivir en el departamento de Junín -y afrontar la muerte de su abuelo- fue a vivir al departamento de Godoy Cruz y daría origen a su primer y único amor: el Tomba. 

Cuenta la historia que a los 15 años Julio ganó la lotería de San Juan y donó la totalidad del dinero al club para la construcción del Feliciano Gambarte, que en aquella época era un estadio modelo.

Querido y amado por todos, incluso por hinchas de otras instituciones,  el "Loco" no se perdía ningún partido del bodeguero. Incluso cuando ya no pudo caminar iba al estadio en silla de ruedas, donde tenia su lugar reservado para alentar al Tomba. 

Reconocido por estar siempre presente, el club decidió conmemorar en el año 2016 a Julio con una estatua y asentar su nombre en el boulevard que, a partir de aquel entonces, se llamaría "Julio Roque Pérez".

Pero esta no es la única muestra de cariño tanto del club como de los hinchas para con Julio. Es cuestión de caminar por Balcarce y sus alrededores para encontrarse murales, banderas y postales del loco.

Por su afecto y carisma, decir su nombre es sinónimo de barrio. Y así es como lo recordarán todos los que lo conocieron, como el mayor y mas fiel hincha de la historia del Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba.

Lamentablemente al día de la fecha no se podrá realizar una despedida acorde a su grandeza, sin embargo el club ha dispuesto que quien quiera puede acercarse al boulevard a dejar sus flores en su conmemoración. No cabe duda que vendrán tiempos mejores y tendrá un festejo como se lo merece, pero hoy el  hincha bodeguero llora la partida del seguidor más devoto de la historia: "el Loco Julio Roque Pérez".

Hoy despedimos a quien  priorizó el amor de los colores por sobre todas las cosas. QEPD, loco querido.

VAVEL Logo