Boca ganaba en el Monumental y pasaba a la final
Festejos de los jugadores de Boca luego del penal convertido por Javier Villareal. Foto: Olé.

Un 17 de junio pero del 2004 Boca River se enfrentaron por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores. El Xeneize, a pesar de haber perdido 2-1 durante los 90 minutos, se impuso a través de los penales por 5-4.

En el encuentro de ida, los de Carlos Bianchi se impusieron por 1-0 con el tanto de Rolando Schiavi. Este partido fue muy recordado debido a las expulsiones de Raúl Cascini y Marcelo Gallardo, y posteriormente el "rasguño" de este último al rostro de Roberto Abbondanzieri.

En el encuentro disputado en el Monumental, el trámite siempre fue difícil para Boca. Apenas comenzado la segunda mitad se quedó con 10 jugadores debido a la expulsión de Fabian Vargas. Minutos después, Lucho González marcó la apertura del marcador.

Justo antes de que finalizara el partido, Carlos Tévez igualó las cosas luego de una gran jugada de Franco Cángele, y Carlitos se fue expulsado por realizar el festejo de la famosa gallinita. Todo parecía terminado, pero antes que termine el cotejo, Cristian Nasuti marcó el 2-1 final que derivó en los penales.

En la tanda, el Pato se hizo gigante y le atajó un penal a Maximiliano López. Después de esto, Javier Villareal convirtió el suyo y clasificó a Boca a la final de la Copa Libertadores para enfrentar a Once Caldas de Colombia.

RESUMEN: River 2 (4) Boca 1 (5)

VAVEL Logo