A seis años de la partida de Di Stéfano
Uno de los mejores jugadores de la historia empezó en River (Foto: Archivo CARP)..

Si tenemos que hacer un ranking de los cuatro mejores futbolistas del siglo XX, en el orden que se quieres (es siempre subjetivo), hay cuatro nombres bien marcados, que tanto a nivel selección como en clubes, dejaron su marca imborrable: Diego Maradona, Pelé, Johan Cruyff y Alfredo Di Stéfano, del barrio de Barracas al mundo entero.

Hoy se cumplen seis años del fallecimiento de Di Stéfano, a los 88 años, en Madrid. Su legado ha sido emblemático, en la Argentina, Colombia y España. Era un delantero demoledor, con una técnica pocas veces vista. Empezó su carrera en River Plate en 1945, en una derrota ante Huracán. Si bien solo disputó ese partido, formó parte del equipo campeón del Campeonato 1945, en pleno auge de La Máquina. Al año siguiente estuvo a préstamo en Huracán, y regresó a Núñez en 1947, para conquistar otro título en River aquel año, terminando como máximo artillero del certamen, con 27 goles. Además, también conquistó la Copa Aldao 1947 (el primer torneo internacional antes de la Copa Libertadores), ante Nacional de Uruguay. En total, hasta 1949, disputó 75 partidos con La Banda, aportando 64 goles y con tres títulos en su haber. 

A fines de la década del '40, debido a la grave crisis económica de los jugadores de fútbol en nuestro país, emigró a Millonarios de Colombia, donde se ganó la idolatría. De allí dio el salto a Europa, nada menos que a Real Madrid, iniciando una época de oro en el Merengue, dueño absoluto del Viejo Continente en la década del '60, obteniendo cinco Copas de Europa al hilo (luego denominadas Champions League), y por mucho tiempo fue el máximo artillero histórico del club de la capital española (308 goles). Fue Presidente Honorario de Real Madrid hasta su muerte, mismo galardón que ostentaba Amadeo Carrizo en River.

A nivel selección, defendió la camiseta de la Argentina (donde ganó el Sudamericano 1947) y la de España, ya que tenía la doble nacionalidad, algo habitual en aquella época. 

Su carrera como DT fue mucho más extensa aún, de 1967 a 1991, sobre todo en el fútbol español. No obstante, tuvo su regreso a River, para dirigir 56 partidos entre 1981 y 1982, de nuevo campeón del Torneo Nacional 1981, entrando a la galería de campeones como jugador y como entrenador del Millonario. 

En el 2003, en el estadio Santiago Bernabéu, River u Real Madrid disputaron un amistoso en homenaje al ídolo que tienen en común (fue victoria de los Galácticos por 3-1). 

Foto: RMFC.
Foto: RMFC.

Pocos días después de su muerte, River Millonarios disputaron un amistoso en el Campín de Bogotá, lo que fue el primer partido (no oficial) dirigido por Marcelo Gallardo. Fue empate 2-2 y derrota por 4-2 por penales en aquel merecido homenaje a un grande entre los grandes.  

Foto: El Universal.
Foto: El Universal.

 

VAVEL Logo