Un desahogo que esperó 19 años
Sánchez, Cavanghi y Alario en pleno festejo. River, finalista de América 2015 (Foto: La Nación).

La historia de River y la Copa Libertadores ha tenido sus vaivenes. El Millonario siempre ha estado presente, de hecho, es el equipo argentino que más ediciones del máximo certamen continental ha disputado. No obstante, ha sufrido una sequía desde aquella noche mágica de Hernán Crespo ante América de Cali, y ha esperado 19 años para volver a vivir una definición por el título. Desde 1996 a 2015, ha estado a un paso de la final en 1998, 1999, 2004 y 2005, pero se ha quedado en las semifinales. La suerte cambiaría en 2015...

Luego del parate por la Copa América en Chile, se reanudaba la Libertadores en las semifinales en aquella edición, que tenía entre los cuatro mejores a River PlateGuaraní de Paraguay, Tigres de México e Inter de Porto Alegre. El Millo, que hacía seis años no jugaba está Copa, venía de eliminar a Cruzeiro en Belo Horizonte mostrando un gran fútbol, aunque en el receso perdió a jugadores clave como Ariel Rojas Teo Gutiérrez. Para suplantarlos, la dirigencia apostó por repatriar a referentes como Luis González Javier Saviola, asimismo fichó Nicolás Bertoli y de los tapados que fueron determinantes en la fase final: el uruguayo Tabaré Viudez y el delantero Lucas Alario

En la semi, River se media ante Guaraní, la gran sorpresa, que en las fases previas dejó en el camino a Corinthians y Racing Club. La ida se disputó en el estadio Monumental, con triunfo del equipo de Gallardo por 2-0, con gritos de Gabriel Mercado Rodrigo Mora. Una buena ventaja para la revancha, que tuvo lugar el 21 de julio de 2015 en el estadio Defensores del Chaco, en la capital paraguaya. 

El encuentro en Asunción, con miles de riverplatenses copando la tribuna visitante, fue dramático: el elenco local se ponía a tiro de los penales, con el tanto de Fernando Fernández. Con ventaja e inclinación ofensiva, a La Banda se le hacía cuesta arriba sostener su ventaja, hasta que Viudez, quien debutaba en River, frotaba la lámpara: al minuto 78, tras recibir un pase de taco de Fernando Cavenaghi en media cancha, asistió de tres dedos un pase milimétrico para Alario (que jugaba apenas su tercer partido), que cara a cara con el arquero rival, la picó y decretó el 1-1 final, el gol de la clasificación a la gran final (Guaraní tenía que meter tres goles más, por el gol de visitante). Dos héroes anónimos, luego de casi dos décadas de espera, metían a River en la gran definición, ante Tigres, con final feliz. 

River formó con Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Matías Kranevitter, Luis González (Camilo Mayada), Gonzalo Martínez (Tabaré Viudez); Lucas Alario y Rodrigo Mora (Fernando Cavenaghi). 

VAVEL Logo