¡Feliz cumpleaños, Ramón!
Ramón Díaz festejando su Torneo Final en su tercera etapa con River. Volvían a encontrarse, volvían a campeonar. FOTO: Diario Panorama

Es de mucha gratitud cuando un jugador de una institución logra convertirse en director técnico de la misma. Los casos son varios. Ahora, es mucho mejor cuando además de pasar por el terreno de juego y el banco, logra tener varias etapas y salir campeón en cada una de ellas. Es el caso de Ramón Ángel Díaz con River, que hoy celebra sus 61 años.

Nacido el 29 de agosto de 1959 en la provincia de La Rioja, el Pelado quiso ser jugador desde muy chico, y como dice en su biografía un tal Miguel Santillan lo llevó a probar suerte al club de Núñez luego de haber disputado un partido contra la pre-novena de este y hacer los cinco goles de una victoria por 7-0.

COMO JUGADOR

Tiene su debut en el año 1978 por el Torneo Metropolitano ante Colón de Santa Fe, y su talento hizo que Ángel Labruna lo considerara en un equipo con figuras como Ubaldo Fillol, Norberto Alonso y el gran Mario Kempes.

Su primera etapa fue hasta 1982 cuando se va al Napoli de Italia. En ese entonces, poseía cuatro títulos: dos del Torneo Metropolitano (1979, 1980) y otros dos del Torneo Nacional (1979, 1981), sumado a 64 goles en 135 partidos.  

Para su regreso, que se da en 1991 desde el Mónaco francés, conquista inmediatamente el Torneo Apertura de ese año y sale goleador. Disputa 64 partidos, realiza 30 goles y nuevamente se va del club, esta vez al Yokohama Marinos donde se retira.

El Pelado en su segunda etapa como jugador.
El Pelado en su segunda etapa como jugador.

COMO ENTRENADOR

Luego de retirarse, realiza la carrera de entrenador y toma la dirección técnica de River. En su primera estadía, dura cinco años y consigue una gran cantidad de títulos: cuatro locales (Apertura ’96, Clausura ’97, Apertura ’97, Apertura ’99) y dos internacionales (Copa Libertadores ’96, Supercopa Sudamericana ’97) además de dirigir a jugadores como Enzo Francescoli, Juan Pablo Sorín, Ariel Ortega, Marcelo Gallardo, Hernán Díaz, Roberto Bonano, Germán Burgos, Eduardo Berizzo, entre otros.

Tras concretar su primer ciclo en el 2000, vuelve un año más tarde: allí dura menos tiempo en el cargo (un año) donde consigue el Torneo Clausura 2002, goleando a Boca Jrs. en la Bombonera y jugando un gran futbol con un equipo que conformaban Eduardo Coudet, Esteban Cambiasso, Fernando Cavenaghi, Andrés D’Alessandro, Ariel Garcé, Celso Ayala, Angel Commizzo, Cristian Ledesma y Victor Zapata.

Para el tercer reencuentro entre River y Ramón, tuvieron que pasar doce años: Daniel Passarella arregla las diferencias que tenía con él y lo llama para reconstruir a un equipo que venía de lograr el ascenso. Nuevamente, lo forma y se consagra en el 2014, año de su partida: conquista el Torneo Final cortando la racha de seis años sin títulos locales con el plus de la clasificación a la Copa Libertadores del año siguiente, y se va luego de vencer a San Lorenzo por la Copa Competencia que lo mete en la Copa Sudamericana 2014.

Sumando sus tres etapas, el Riojano dirigió al club de sus amores en 370 partidos, donde desgrana 185 victorias, 96 empates y 89 derrotas.

Ramón en la vuelta frente a América de Cali, por la final de la Copa Libertadores '96.
Ramón en la vuelta frente a América de Cali, por la final de la Copa Libertadores '96.

 

La huella que dejó Ramón en River es muy grande, destacándose tanto adentro como afuera de la línea de cal. Un goleador nato, un técnico muy motivador y multicampeón que se metió de lleno en la historia riverplatense. De más está decir que es uno de los máximos ídolos. ¡Felicidades, Pelado!

VAVEL Logo