El esfuerzo mueve montañas
Foto: Diario Panorama.

En el estadio Norberto Tomaghello, en su cuarta presentación en la Copa Libertadores, Defensa y Justicia venció por 2 a 1 a Olimpia de Paraguay, con goles de Washington Camacho y Braian Romero. En los primeros minutos del partido la O se adelantó en campo del cuadro de Florencio Varela y buscó sorprenderlo. Sin embargo con el correr del tiempo el Halcón se animó y comenzó a disputarle la pelota al Decano. De esta forma el encuentro se hizo de ida y vuelta hasta que el conjunto orientado por Hernán Crespo dominó el balón en soledad.

Cuando Enzo Fernández, Camacho, Gabriel Hachen, Ciro Rius, Eugenio Isnaldo y Romero se juntaron, Defensa y Justicia mostró su mejor fútbol. De esta manera en ese pasaje el Halcón se lucio en su propuesta y por no darse por vencido construyó la jugada clave. En esa llegada, dentro del área Isnaldo con ingenio le pasó la pelota a Camacho para que en posición de centro delantero convierta el 1 a 0.  

El equipo dirigido por Daniel Garnero con el corazón herido volvió a pelearle el balón a la escuadra local y estuvo cerca de empatar en una situación de peligro. Sin embargo la alineación comandada por Crespo también estuvo a tiro de aumentar las cifras a través de un disparo de Romero. El combinado de Florencio Varela no pasó sobresaltos en el tramo final de la primera parte y sintió con ilusión que podía obtener su segundo triunfo.

No obstante en el complemento, el Halcón no tuvo el esférico en su poder como era su intención, pero con la inteligencia de Camacho para jugar con Hachen, abrió la puerta de una nueva ocasión de riesgo. El ex mediocampista de Newell's en ese ataque se tomó un tiempo en las puertas del área y jugó con Romero, quien sacó un remate furibundo que se transformó en el 2 a 0. 

Los dirigidos por Garnero no podían salir de su fastidio con algunos fallos arbitrales y todo podía complicarse cuando se fue expulsado Hernesto Caballero por una falta a Camacho. Sin embargo, Olimpia se acomodó a jugar con un futbolista menos y a partir del empuje de Isidro Pitta, surgieron las dudas en la defensa local y en el arquero Ezequiel Unsain. Por ese esfuerzo consiguió el descuento en los pies de Pitta y se presagiaba un partido que no era apto para cardíacos. 

El Decano intentó acercarse al empate pero en un avance que cortó Unsain sufrió la lesión de Hugo Fernández. La visita pudo padecer un nuevo dolor de cabeza porque Nelson Acevedo ensayó un remate con clase que pegó en el palo. Finalmente Defensa y Justicia le ganó por 2 a 1 al Franjeado y logró su segunda victoria en la Copa Libertadores. Por ello con estos seis puntos obtenidos, la formación de Florencio Varela no pierde la ilusión de clasificar a los octavos de final y peleará con todas sus fuerzas en los dos partidos que restan por jugarse.

VAVEL Logo