Le bajaron el pulgar a Di María 

Esta tarde, Ángel Di María recibió una dura sanción de cuatro partidos de suspensión tras escupirle a Álvaro González.

El día del encuentro, el árbitro ni el VAR advirtieron la situación por lo que la comisión quien considera inaceptable la acción del jugador decidió llamarlo a declarar y aplicarle el castigo, al cual el delantero de París Saint-Germain hizo referencia luego de conocerla: "La sanción es muy dura y difícil porque, como no vamos a jugar entre semana, se hace aún más larga. Lo que hice, lo hice por una reacción y porque del otro lado hubo unas palabras que no me gustaron", explicó.

La pena al Fideo comenzará a correr a partir del martes que viene, por lo que podrá jugar el partido de este domingo en el que el PSG visitará a Reims.

En tanto, todavía no hay resolución acerca de lo que sucederá con González, quien además fue denunciado públicamente por Neymar, acusándolo de racista.

En diálogo con el programa radial Closs Continental, el futbolista rompió el silencio tras no ser convocado por Scaloni para conformar la Selección Argentina en las eliminatorias de octubre:

“No le encuentro explicación, ni tampoco me las han dado. Es difícil de poder asumirlo. Sinceramente no tengo palabras, porque para mí la Selección es lo único, es lo máximo y seguramente lo es para cualquier jugador. Todo lo que hago en el club,  intentando estar dentro del 11 lleno de estrellas es para poder estar dentro de la Selección, competir en la Copa América o llegar a un Mundial, es difícil entender que estando en un buen momento uno no puede estar convocado”, Exclamó Di María.

Además, el ex Real Madrid agregó: “Seguiré peleándola, seguiré pase lo que pase sin bajar los brazos. Sé que al final uno tendrá la recompensa. Si no estoy convocado es porque no me quieren convocar. ¿Con 32 años estoy viejo? Muchos dicen eso, pero demuestro en cada partido y cada fin de semana que no lo parezco, sigo corriendo de la misma manera. Demuestro un nivel para seguir estando al lado de Neymar y Mbappé. Sino entonces Leo (Messi) no tendría que ir más, lo mismo Otamendi y el Kun (Agüero)… Lo hace con todos o no lo hace con ninguno”.

Por último, aseguró que su mayor anhelo es poder retirarse en Rosario Central: “Con el COVID-19 y lo que el presidente fue imponiendo y poniendo sobre la mesa es difícil. Uno trabaja durante toda una vida para ayudar a la familia y estar tranquilo. Que te quiten muchas de todas esas cosas es difícil. Hay que pensar en todo, la seguridad y todo lo que se vive en Argentina. Yo tengo la tele prendida las 24 horas con canales de Argentina y cada vez que veo algo de lo que pasa, miro a mis hijas y me frena un poco todo. No quiero que mis hijas pasen eso. Tenemos amigos y familiares que dicen que se quieren ir de Argentina. Es difícil sinceramente pero uno tiene el corazón azul y amarillo y es en lo único que sueña”. Finalizó.

 

VAVEL Logo