El papel de Ocampos en el Sevilla-Bayern
El surgido en las inferiores de River convirtió los 6 penales que tuvo con la camiseta del Sevilla. 

Lucas Ocampos es uno de los jugadores más nombrados en el último tiempo, por su gran labor en Sevilla y por lo que puede rendir en la Selección. Convocado por Lionel Scaloni para la próxima ventana de eliminatorias, hoy fue uno de los puntos más altos en la final de la Supercopa Europea entre el equipo andaluz y el Bayern Múnich, ganadores de Europa y Champions League, respectivamente. 

Ocampos comenzó jugando como extremo izquierdo en el 4-3-3 de Julen Lopetegui, con Luuk De Jong como "9" y Suso por la derecha. Como apoyos, llegaban Rakitic, Jordán y los laterales, Escudero y Navas. Los primeros 10 minutos, encontró a un Sevilla presionando en la mitad de cancha al Bayern, tapando los posibles receptores y con el argentino yendo contra Pavard o más arriba con el central Süle, cortando línea de pase al lateral francés. 

En ese contexto, llegó la jugada del penal. Brillante ataque combinativo del equipo de Lopetegui, con una salida por bajo, cambio de orientación de izquierda a derecha y un centro de Jesús Navas que De Jong le baja a Rakitic, quien entró al área y al que Alaba le cometió infracción. El surgido en la inferiores de River lo cambió por gol con un disparo a la derecha de Neuer. 

Lo que quedó del primer tiempo encontró a Ocampos más participativo en la fase defensiva que en la ofensiva, porque el Bayern comenzó a meter a Sevilla en su propio campo y Lucas era el apoyo de Escudero por la banda izquierda. Las pocas veces que los españoles fueron a presionar, los jugadores del Múnich saltaron esa presión fácilmente. Así fue, como a las 33 minutos, llegó el golazo del conjunto alemán. Goretzka comenzó la jugada en su propio campo y, tras un centro de Müller que baja de manera exquisita Lewandowski, fue quien puso el empate. "Llegar, no estar". Por ocasiones, en ofensiva, Lucas llegó a posicionarse cerca de De Jong cuando el ataque iba por banda derecha del Sevilla, pero no causó peligro.

No cambió mucho en la segunda mitad. El Bayern con el control de la pelota, pero sin generar demasiado peligro al arco de Bono. Cuando recuperaba, el Sevilla apostaba a transiciones rápidas (cuando faltaban 2 minutos, En-Nesyri tuvo un claro mano a mano que tapó el arquero alemán). Pero lo que más aire dio al equipo andaluz, era cuando Ocampos, que comenzó a jugar por la banda derecha, agarraba la pelota, por técnica y velocidad la mayoría de las veces terminaba con falta de algún defensor bávaro. 

El tiempo regular terminó en empate y se fue al suplementario. Otra vez, el Bayern, aunque por ocasiones Sevilla intentó marcar más arriba,  seguía manteniendo la posesión del balón. El gol llegó a los 14 minutos de los primeros 15, con un rebote del arquero Bono que cayó en la cabeza de Javi Martínez y envió la pelota al fondo de la red. El partido se fue con el conjunto español sin ocasiones para empatar, pero con el argentino siendo uno de los mejores jugadores de la cancha. Por su parte, el Bayern lleva ganados 35 de los 38 partidos con Hansi Flick como director técnico, siendo para muchos (por no decir para todos), el mejor equipo en la actualidad. 

Ocampos terminó con 52% de efectividad en los pases, 3 duelos aéreos ganados, 7 faltas recibidas y 3, cometidas. Cabe recalcar, que Marcos Acuña, resiente incorporación del equipo español y convocado a la Selección Argentina, no tuvo minutos en el partido. 

Después del encuentro, Lucas habló con la prensa: "Ha habido momentos en los que necesitábamos defender como lo hicimos, teníamos un gran rival enfrente. A veces el balón da en el palo y entra, hoy salió fuera.", fueron las palabras del mediocampista argentino. 

 

Con la camiseta albiceleste, Ocampos disputó 4 partidos (todos amistosos) y convirtió dos goles: en su debut contra Alemania -2 a 2- y en el 6-0 contra Ecuador. Con su movilidad y versatilidad en el campo de juego, con la posibilidad de jugar por cualquiera de las bandas y su aporte goleador (19 tantos la pasada temporada), es una buena alternativa para la Selección de Scaloni y el proyecto de cara a lo que se viene. 

VAVEL Logo