Un tranvía llamado Romero
Foto: Diario Jornada. 

En el estadio Norberto Tomaghello, Defensa y Justicia se clasificó a los octavos de final de la Copa Sudamericana al empatar 1 a 1 frente a Sportivo Luqueño con gol de Braian Romero. El tanto del ex delantero de Independiente llegó en el momento justo a pesar de que el pasaje a la siguiente fase no corría peligro. Igualmente esa conquista vino bien porque el cuadro de Florencio Varela se mostró apurado en los metros finales y el ingreso de Washington Camacho durante el segundo tiempo fue saludable porque le dio la claridad para el pase justo.

En la primera parte, la formación dirigida por Hernán Crespo no pudo ofrecer su mejor versión porque el equipo paraguayo le disputó la pelota en todos los sectores. No lo dejó tener el balón y cuando lo hizo fallaba en la elaboración de las jugadas. De esta manera el Chanchón se hizo fuerte en el campo de juego y por intermedio de la pelota detenida le creó algunos problemas a la defensa local.

En la parte final del primer tiempo, después de la ejecución de un tiro libre de la visita, el balón le jugó una mala pasada al arquero Ezequiel Unsain cuando intentó amortiguarlo y como un rayo, Emanuel Morales de cabeza abrió el marcador. El guardameta de Defensa y Justicia se lamentó por el tanto, pero en el aire de Florencio Varela se sintió que el conjunto de camiseta verde y amarilla estaba herido y que podía recuperarse si mejoraba su propuesta.

Sin embargo, en el complemento, el elenco comandado por Crespo, si bien manejó más el esférico no pudo complicar a la defensa albiazul como lo deseaba. Solamente Romero tuvo una gran oportunidad para batir al portero Nicolás Campisi, pero la pelota se fue por arriba. Debido a la falta de ideas en ataque, el entrenador Crespo decidió que ingresen Miguel Merentiel y Camacho.

La llegada del volante uruguayo al terreno de juego fue clave porque con sus ojos de enganche le dio un gran pase al goleador Romero, quien con una buena definición marcó la igualdad. Después de la conquista del ex atacante del Rojo, el Halcón jugó más suelto y generó dos nuevas situaciones. Sportivo Luqueño sufrió la expulsión de Marcos Riveros para cerrar una actuación que se desdibujó en la segunda etapa. Finalmente, el combinado de Florencio Varela avanzó a los octavos de final y se enfrentará a Vasco da Gama, quien eliminó a Caracas.

VAVEL Logo