Crónica de un día turbulento

Nicolás González, el delantero que se ganó un lugar en el esquema ideado por Lionel Scaloni en la Selección Argentina, tuvo un sábado gris porque en un partido contra Hoffenheim, convirtió un gol para Stuttgart y unos minutos después sufrió una lesión. A los 31 minutos de la primera etapa, debió dejarle su lugar a Sasa Kalajdzic.

En este compromiso frente al elenco dirigido por Sebastian Hoeneß, por la octava fecha de la Bundesliga, el ex delantero de Argentinos Juniors compartió ataque junto a Gonzalo Castro y Daniel Didavi. En el arranque del encuentro, luego de sufrir el tanto de Baumgartner para los locales, el atacante del seleccionado argentino a los 17 minutos a puro talento se las ingenió para crear un espacio y sacar un gran remate que se transformó en el 1 a 1.

Con esta excelente jugada, González cumplió una semana inolvidable pero se encontró con un imprevisto cuando se retiró lesionado en la media hora de juego. Por su parte, el entrenador de los Rojos, Pellegrino Matarazzo,  informó brevemente ante la consulta del diario Stuttgarter Nachtrichten sobre la dolencia del ex atacante del cuadro de La Paternal: "Tendremos que esperar y ver qué tan grave es la lesión. Primero tendremos que hacer una resonancia magnética. Luego veremos cuánto durará realmente el tiempo de inactividad".

Igualmente el periódico alemán comentó que el futbolista de 22 años padece un desgarro del ligamento posterior interno de la rodilla izquierda. Indudablemente esta nueva dificultad aparece en un momento inoportuno ya que Nico González, además de sus destacados compromisos con el equipo albiceleste, en la Bundesliga convirtió cinco goles en cinco partidos jugados. Con este buen rendimiento dejó atrás la lesión de cadera que lo aquejó a mediados de agosto, pero el destino le jugó una nueva mala pasada en el choque contra Hoffenheim, que terminó  3 a 3.

VAVEL Logo