¡Hasta cuando, Tomba!
La sólida actuación de Leonel González no alcanzó para salvar a un Godoy Cruz que no ve luz en el camino. Foto: Prensa Godoy Cruz.

Después de una serie de derrotas, el hincha quiere menos análisis, y que mejoren los resultados. El fútbol es confianza y cuando la pelota no quiere entrar, no hay caso. El nuevo "mundillo" metodológico de este deporte habla de lo emotivo, lo psicológico, lo social y todo el alrededor en el que está sumergido un futbolista (que antes de serlo, es persona, de carne y hueso, claro), pero el seguidor de cada domingo, encima de tener que ver a su equipo por televisión por el contexto actual, quiere una alegría para arrancar bien la semana, en este caso de un partido de lunes, sin importarle la mayoría de estas cosas. 

Y en eso anda Godoy Cruz. El Tomba. No puede salir de esa mala racha que lo tiene a maltraer desde hace tiempo. Desde la vuelta al fútbol oficial, cuatro partidos, cuatro caídas, con un equipo que dio algunos destellos de la idea del entrenador, pero que lejos está de ser lo que Martínez pregona, o quiere pregonar. Esta tarde, en el Malvinas Argentinas, el "afortunado" de visitar al cabizbajo Expreso fue Rosario Central. 

El equipo del "Kily" González no lo pasó por arriba ni mucho menos. Bastó un gol del uruguayo Diego Novaretti, a los trece minutos del primer tiempo, para tirar abajo la torre de naipes de un Godoy Cruz que comenzó a buscar por todos lados, pero que no encontró, casi, nada. Cinco en la línea defensiva, tres en el medio y dos delanteros conformaron el impenetrable bloque canalla. 

No alcanzó ser ancho con los laterales (Pérez y Ferrari), intentar asociarse por la zona central con Bullaude, Pizarro u Ojeda, ni buscar con los apoyos de los delanteros (Badaloni y Lomónaco). La defensa no sufrió, pero volvió a pagar cara una distracción en la pelota parada, en lo que terminó en el gol del conjunto rosarino. 

El que está cruzado es "Bada". no tuvo muchas ocasiones, luchó con los centrales más de lo que le llegó una pelota clara de gol, pero la que le quedó, la mandó contra el poste del arquero Miño. El acompañante no fue menos. Lomónaco tuvo una (muy) clara en el centro del área rosarina que no pudo empujar. Otra vez, cuando no quiere entrar...

Sin embargo, esas buenas jugadas asociadas fueron como agua en el desierto. Después, fue más empuje y ganas que otra cosa, al igual que en partidos anteriores. Central, ordenado en mitad de cancha, aparte, lo complicó en alguna que otra transición rápida que vio a Godoy Cruz mal parado atrás. En eso, hay que destacar a Leonel González. El refuerzo que llegó de la mano del actual DT fue de lo mejor del conjunto mendocino, firme atrás y sobrio para salir por bajo. 

Para la segundo mitad, como dirían los comentaristas, Martínez mandó toda la carne al asador. El "Morro" García ingresó para romper el rombo del medio, por Bullaude, y tener más peso en ataque (unos minutos después ingresaron Burgoa y Matías González para dar mayor velocidad arriba). Aun así, se cayó más en la tentación de tirar pelotas largas al área que asociarse y triangular. Y, cuando se hacía, las imprecisiones brillaron. Poca movilidad del centro para arriba, hizo que Godoy Cruz sea previsible. 

Por su parte, Rosario Central nunca se inmutó ni se salió de su libreto. Equipo corto, sólido en esa faceta defensiva, para salir rápido de contraataque que, en esta tarde lluviosa en el Malvinas, fueron pocas. Pero le alcanzó, con una acción a balón parado, el bendito tiro de esquina que tantos partidos gana. 

El "Canalla" se llevó tres puntos importantes para pelear con River y Banfield un lugar en Fase Campeonato. Godoy Cruz: cero chances. El Tomba ya está condenado a jugar la Fase Complementación (la de "consuelo") de esta Copa de la Liga Profesional. El Tomba deberá barajar y dar de nuevo, una vez más en este decaído 2020 -continuidad del "diecinueve"- para el Bodeguero. "Bañate en agua bendita", dirían algunos. 

Síntesis del partido

Godoy Cruz (0): Nelson Ibáñez; Gianluca Ferrari, Gonzalo Goñi, Leonel González, Damián Pérez; Luciano Pizarro, Jalil Elías, Martín Ojeda; Ezequiel Bullaude; Sebastián Lomónaco, Tomás Badaloni. DT: Diego Martínez.

Rosario Central (1): Marcelo Miño; Damián Martínez, Joaquín Laso, Diego Novaretti, Jonathan Bottinelli, Lautaro Blanco; Fabián Rinaudo, Rodrigo Villagra, Luciano Ferreyra, Emiliano Vecchio; Lucas Gamba. DT: Cristián González.

Gol: en el primer tiempo; 13', Diego Novaretti (RC).

Cambios: en el segundo tiempo; al comenzar, Santiago García por Bullaude (GC). 12', Agustín Manzur por Pizarro y Valentín Burgoa por Lomónaco (GC). 22', Matías González por Badaloni y Ian Escobar por Pérez (GC), Diego Zabala por Martínez y Facundo Almada por Villagra (RC). 32', Gino Infantino por Ferreyra y Lucas Martínez Dupuy por Gamba (RC). 45+3', Alan Marinelli por Vecchio.

Tarjetas amarillas: en el primer tiempo; 11', Leonel González (GC). 21', Luciano Ferreyra (RC). 26', Lautaro Blanco (RC). 37, Gianluca Ferrari (GC). En el segundo tiempo; 33', Gino Infantino (RC).

Árbitro: Néstor Pitana.

Estadio: Malvinas Argentinas, Mendoza.

VAVEL Logo