Octavos de Copa Sudamericana: Vélez 2 - 0 Dep. Cali

El conjunto de Mauricio Pellegrino tuvo un primer tiempo muy malo, pero en el segundo mejoró su imagen y ratificó su triunfo. El protagonismo se lo robaron el árbitro chileno Cristian Garay y el VAR, donde hubo bastantes jugadas polémicas. Las razones por las cuáles Vélez no se fue al ET abajo en el marcador fue por la suerte y el arbitraje. La suerte porque el equipo colombiano generó más de 10 situaciones de gol, tuvo la tenencia del balón, le generó peligro tanto por derecha como por izquierda y expuso todas sus falencias, pero no pudo concretar de frente al arco. El arbitraje debido a que en el minuto 45, el chileno Cristian Garay cobró una supuesta infracción de Vázquez sobre Tomás Guidara cuando le gano en salto y convirtió de cabeza al segundo palo. Pese a que el VAR estuvo presente en el José Amalfitani, la decisión del juez fue respaldada por los referees de la cabina y el partido continuó empatado.

En cuanto al juego, Vélez encontró sus mejores ocasiones cuando Thiago Almada se tiró al medio y abandonó la punta. Allí pudo encontrarse con Juan Martín Lucero y con Lucas Janson, quien tuvo la más clara con un cabezazo en el punto de penal que atajado por el arquero David González. Sin embargo, la dupla Federico Mancuello-Ricky Álvarez no funcionó en ofensiva y generó graves errores en el aspecto defensivo, ya que ambos sufrieron la presión del visitante.

En el complemento el trámite del juego cambió en favor para Vélez, el local empezó a desequilibrar y a encontrar los espacios para hacerle daño a Deportivo Cali. Además, luego salieron Álvarez y Lucero para darle lugar a Centurión y a Tarragona. Cerca de los 20 minutos llegó otra gran polémica. Un tiro libre al área en favor del conjunto de Liniers que Abram cabecea para atrás y le cae a Janson, quien de volea gritó el 1 a 0. Pero el juez de línea cobró un supuesto fuera de juego que necesitó de cinco minutos del VAR para ser revisado.

Al minuto 72, Ricardo Centurión se encontraba abierto por derecha y abrió el hueco a sus espaldas, suelta para Tarragona y lanza un centro que el arquero cacheteó y regaló la pelota para Almada, quien llegó de frente para festejar el 1-0. A falta de 7 minutos para el final del encuentro, en una recuperación alta que encontró mal posicionado al visitante, le permitió a Ortega escapar por izquierda, levantar la cabeza y asistir a Almada, para que sentencie el 2-0 para los locales. 

Si algo le faltaba a este arbitraje, fue el cobro de un penal a favor de Deportivo Cali, a los 95 minutos. Por problemas técnicos, el arbitro nunca pudo comunicarse con el VAR y pidió un handy al cuarto árbitro para hablar con la cabina. Luego de ver la acción por la pantalla decide confirmar la falta para los colombianos. Carlos Lizarazo tomó la pelota y se hizo cargo del penal, que fue atajado de manera excelente por el arquero argentino Lucas Hoyos.

La revancha será el próximo Martes a las 21:30pm (horario de argentina) en Colombia. El ganador de esta serie se enfrentaría en cuartos de final ante el ganador de River Plate (de Uruguay) y la U. Católica de Chile.

VAVEL Logo