Martínez Out 

Los problemas no paran de caer en Godoy Cruz Antonio Tomba. A la fuerte crisis futbolística que venía acarreando desde la temporada pasada en la Superliga y que continúa en la actual copa, ahora se le suma la renuncia de su DT Diego Martínez.

Luego del último torneo de la Superliga en la que el Tomba terminó en última posición con apenas 18 puntos producto de 6 victorias. Se comenzó a trabajar para levantar al equipo de la pésima situación en la que se encontraba. La principal apuesta para llevar a cabo el salvataje fue contratar a un entrenador que estuviese a la altura de asumir tan inmenso desafío. Y la persona que parecía reunir esas condiciones era el hasta entonces el joven DT de Estudiantes de Buenos Aires, Diego Martínez. 

El currículum de Martínez lo convertía en el candidato ideal con campañas bastantes aceptables al frente de Estudiantes guiándolo hasta semifinales de Copa Argentina en temporada 19/20 donde fue eliminado por 2-0 contra River Plate. A dicha proeza, cabe destacar que antes del párate a causa de la actual pandemia, el Matador se encontraba en tercera posición de su zona en la B Nacional, siendo uno de los candidatos fuertes en la lucha por el glorioso ascenso a Primera División. 

Con esas características, Martínez arribó a Mendoza en agosto con el enorme objetivo de mejorar al equipo Bodeguero. En lo cual se preparó en los siguientes meses antes de tener su bautismo en la máxima categoría del fútbol argentino. Durante ese tiempo de preparación, la institución era blanco de críticas por la falta de refuerzos importantes. Pero ante la suspensión de descensos, lo cual Godoy Cruz debía mirar de reojo, pareció calmar las aguas en la dirigencia que en lugar de traer jugadores de calidad depositó toda su confianza en el flamante DT.

Martínez tuvo su ansiado estreno en primera un 2 de noviembre ante Rosario Central. Pero en esta ocasión la premisa de que todo técnico que debuta gana brilló por su ausencia en el Gigante de Arroyito con la derrota del Bodeguero por 2-1. Ese sería el comienzo de una estrepitosa campaña en la que terminó la fase de clasificación con un empate y cinco derrotas, quedando fuera la fase campeonato y yendo directo a la de complementación.

Allí la historia no cambió. Luego de un empate y una derrota en las dos primeras fechas de la nueva fase, Godoy Cruz visitó a Racing Club, equipo que llegaba en mismas condiciones y aún peor con la eliminación en Libertadores.

El Tomba marcó en el comienzo del encuentro de la mano del juvenil Ulariaga, e invitaba a soñar con la primera victoria del conjunto mendocino en nueve meses. Pero las ilusiones se desplomaron en el segundo tiempo, cuando a partir del minuto 50, la Academia dijo presente con 6 tantos que le dieron la victoria que tanto anhelaban en Avellaneda. Luego de la dura derrota, Martínez se retiró sin dar declaraciones, lo que dejó vislumbrar lo que se vive por estas horas en Godoy Cruz. 6-1 es un resultado que suele alejar a técnicos de sus puestos y acrecentar crisis en los equipos. Y lo propio se hizo en el Tomba.  

Diego Martínez se retira de Mendoza luego de 9 fechas con 7 derrotas y 2 empates. Y en su lugar asumirá un viejo conocido de la casa, el “Gato” Oldrá, quien supo darle alegrías a Godoy Cruz en el pasado. Lo cual buscará volver a hacer a partir de este miércoles cuando se enfrente a Justo José de Urquiza por la primera ronda de Copa Argentina.

 

 

VAVEL Logo