El temblor de la victoria
Lucha, Sacrificio, Compromiso y más para que el Tomba consiga su primera victoria en la Copa Diego Maradona. Foto: Prensa Godoy Cruz.

Estadio Malvinas Argentinas, Mendoza, Argentina. Nublado, lluvioso, fresco. Faltan pocos minutos para las 19:20, hora de inicio del partido, y los pupitres de la zona de prensa del estadio se mueven unos segundos. Está temblando. Los mendocinos presentes, acostumbrados, ni se mosquean. Pasa desapercibido. Lo importante pasaría veinte minutos después. Juegan Godoy Cruz y Estudiantes de La Plata. ¿Quién movió el suelo?

La transición entre el 2020 y el 2021 fue movida para el Expreso. Los malos resultados y decisiones desacertadas hicieron que los hinchas convoquen un banderazo en la sede del club. La victoria contra J.J. Urquiza (3 a 1) por Copa Argentina fue un vaso de agua en el medio del desierto. Por último, se confirmó que Sebastián Méndez será el nuevo entrenador bodeguero para este año que recién comienza. En medio de todo esto, esta tarde sumó un granito de arena más. 

Con un cambio de último momento (Escobar por Alanís), Oldrá dispuso un clásico 4-4-2, con diferentes movimientos según la fase del partido, que se verán más adelante. El cambio significativo respecto a la idea del ex entrenador Martínez, es la función de Jalil Elías, quien comenzó a jugar más “suelto", con Juan Andrada, quien cumple el rol defensivo, cerca de él. Por su parte, el equipo de Quatrocchi variaba entre un 4-1-4-1 sin pelota y un 4-3-3 con la posesión del balón. La velocidad de Ángel González, por izquierda, y de Sarmiento, por derecha, sería la búsqueda constante de los ataques pincharratas.

El encuentro comenzó con un Godoy Cruz agresivo y comprometido en la rápida recuperación de la pelota, para así ser directo en los ataques hacia el arco de Andújar. De esta manera, el Expreso tuvo cuatro ocasiones de gol en los primeros quince minutos del partido. Un remate de Ojeda, tras una buena jugada individual y dos disparos de Ramis, que tapó, de forma espectacular, Mariano Andújar. Minutos después, Elías se perdió el primer gol del partido, después de un gran centro se Escobar.

Godoy Cruz presionaba de entrada. Y era mejor. Salvo la salida por bajo de Ramírez, cuando se ubicaba cerca del área, Estudiantes esperaba en mitad de cancha. El conjunto mendocino se desplegaba, ponía las cartas en la mesa, para penetrar ese bloque medio. A lo dicho de Jalil y Andrada, se suma el manejo de Ojeda y Pizarro por los costados, más la movilidad de Ramis en la línea de adelante. “Pipe" abría la cancha, para no dar referencias. Trabajo que le quedaba a Badaloni, el “nueve" de área.

Otro factor clave en esos buenos minutos bodegueros, fueron las subidas de Ian Escobar por izquierda. El lateral le ganaba el duelo a “la joyita" Sarmiento, quien tiene una clara vocación ofensiva, lo que el ex Talleres supo aprovechar. Porque, así, llegó el gol. Escobar desdobló, recibió un gran pase de Ramis y puso una mejor asistencia a la cabeza de Badaloni, quien mandó la pelota al fondo de la red.

Godoy Cruz era simple, no se complicaba en las salidas y trataba de sorprender con los de arriba. Estudiantes también, pero el Tomba era más. Sin la pelota, el libreto era similar. Ser ordenado para, en el momento justo, combatir y recuperar.

Aún así, después del gol el rendimiento fue cayendo. Por el trabajo realizado en los primeros veinticinco minutos, por cosas habituales del fútbol, el Tomba cedió la iniciativa. Y Estudiantes intentaba, casi sin ideas, pero con un sector que llevaba la tendencia: el derecho. Ángel González fue una pesadilla para Gianluca Ferrari. Leandro Díaz tuvo el empate, tras un desborde del ex jugador bodeguero, pero su remate se fue desviado.

Además, en ese “ser combativo", Godoy Cruz se desordenaba y, por momentos, dejaba espacios. La movilidad por derecha de Sarmiento, quien dejaba el espacio para las subidas de Leo Godoy, también era una complicación. El mediocampo tombino comenzó a "hacer agua", la pelota transitaba rápido por ese sector, para abrir el juego hacia uno de los costados y atacar. 

Los errores y las imprecisiones aparecieron, los dos delanteros quedaba lejos del resto del equipo, por lo que el balón lo dominaba el equipo de blanco. Godoy Cruz aguantó y se fue al vestuario con ventaja, pero, en la segunda parte, el desarrolló no cambiaría. 

Ni bien comenzó el segundo tiempo, a los tres minutos para ser más precisos, Badaloni tuvo en su cabeza el segundo gol personal y del equipo. Más de uno saltó del sillón, pero el potente disparo se fue al lado del palo de Andújar, Más de uno, también, podría haber recordado lo sucedido una semana atrás en Avellaneda, cuando el Tomba pudo ampliar la ventaja en los primeros minutos de la segunda mitad, no lo hizo y terminó como terminó. Pero, por suerte para los hinchas bodegueros, el final sería otro.

Aun así, no se salvaría de sufrir. Estudiantes fue, buscó, con más ganas y empuje que fútbol, mantuvo al Tomba en su campo. El Expreso buscaba mantener su postura, estar ordenado para liquidar el partido en alguna contra, pero el afán por ser fuertes en defensa y conseguir la victoria (primera en esta Copa), hacía que, al igual que en el primer tiempo, se desordenara. 

El Pincha tuvo una clara situación de gol, con una gran jugada colectiva que terminó en los pies de "Angelito" González, tras un cambio de orientación, quien no pudo definir de la manera que hubiera querido. Godoy Cruz también tuvo la suya, en los pies de Cantero (reemplazó a Ramis), pero el disparo se fue al lado del palo izquierdo del arco estudiantil. 

Después de una serie de pelotas paradas a favor del León (en las que fue hasta Andújar), Mastrángelo señaló el círculo central, levantó su brazo y pitó el final del partido. El Tomba, sus fanáticos, los jugadores, respiraron y festejaron el triunfo como una final. Porque, aunque no parezca, lo era. De la mano de Oldrá (una vez más), consiguió su primera victoria en la máxima categoría desde la vuelta del fútbol oficial. El temblor fue un presagio.  

Síntesis del partido

Godoy Cruz (1): Roberto Ramírez; Gianluca Ferrari, Gonzalo Goñi, Leonel González, Ian Escobar; Luciano Pizarro, Juan Andrada, Martín Ojeda, Jalil Elías; Victorio Ramis, Tomás Badaloni. DT: Daniel Oldrá.

Estudiantes (0): Mariano Andújar; Leonardo Godoy, Mauricio Guzmán, Nazareno Colombo, Nicolás Pasquini; David Ayala, Diego García, Lucas Rodríguez, Darío Sarmiento, Ángel González; Leandro Díaz. DT: Pablo Quatrocci.

Cambios: en el segundo tiempo; 8', Martín Cauteruccio por Leandro Díaz y Mauro Díaz por Sarmiento (E). 13', Renzo Tesuri por Ramis (GC). 24', Alan Cantero por Ramis. 33', Fabián Henríquez por Badaloni (GC). 35', Federico González por Pasquini (E) 

Goles: en el primer tiempo; 18', Tomás Badaloni (GC).

Tarjetas amarillas: en el primer tiempo; 24', Juan Andrada (GC). 29, Leandro Díaz (E). 35', Ian Escobar (GC). En el segundo tiempo; 5', Gianluca Ferrari (GC). 40', Mauricio Guzmán (E). 45'+4, Mariano Andújar (E). 

Árbitro: Hernán Mastrángelo.

Estadio: Malvinas Argentinas, Mendoza.

VAVEL Logo