El gol tuvo a un gran interprete

Santiago García, el inolvidable delantero de Godoy Cruz, comenzó su carrera en Nacional de Montevideo en 2009 y su primer tanto llegó en un partido frente a Palmeiras de Brasil en la Copa Libertadores. En ese encuentro, el equipo uruguayo empató 1 a 1 a través del ex atacante tombino, quien había ingresado por Alexander Medina.  Luego, en 2010 tuvo más minutos de juego en el torneo Apertura y marcó cinco goles. En el triunfo frente a Centro Español por 5 a 1, anotó su primer tanto de penal. Más tarde, en la semifinal del campeonato, en el clásico frente a Peñarol, sus dos conquistas fueron imprescindibles para ganar por 2 a 0.

En el certamen de 2011 para el Bolso, convirtió 23 goles, mientras que en la fase de grupos de la Copa Libertadores marcó tres tantos: uno a Argentinos Juniors y los otros dos a Fluminense. Por esa fuerza goleadora, Atlético Paranaense lo sumó a su plantel a mediados de ese año, pero no tuvo la continuidad que soñó. En su estadía en el Paranaense solamente marcó dos goles y disputó 19 partidos.

En 2012 es transferido a Kasimpasa de Turquía, en donde anotó tres tantos y no fue convocado en gran parte del torneo local. En su regreso al Tricolor, en 2013, jugó ocho partidos en el certamen local y no marcó ningún tanto. Por su parte en la Copa Libertadores, solamente convirtió un tanto frente a Atlético Nacional. Por ello, debió cambiar de destino y se incorporó a River Plate de Uruguay en 2014.  En los Darseneros, se reflotó su relación con el gol ya que anotó 14 conquistas en 37 encuentros. Dos años después, en 2016, volvió a armar las valijas y su próximo destino se llamó: Godoy Cruz.

En su primer torneo con la camiseta del Expreso, anotó nueve goles, mientras que en su segunda temporada, marcó siete. Su mejor certamen en el Bodeguero, fue en la Superliga 2017/18 porque tuvo su mejor registro en definiciones: 17. Luego, esa cifra no volvió a ser superada y su buena relación con las redes se fue apagando lentamente.

En la Superliga Argentina 2018/19 convirtió siete tantos, mientras que en la Copa Libertadores de 2019, estableció tres conquistas. Más tarde en su última temporada con presencia goleadora en el Tomba, concretó seis goles. Después de varias campañas, en la Copa Diego Armando Maradona, el Morro  García perdió su lugar en el equipo y no pudo llevar a cabo su labor favorita: vencer a los arqueros. A pesar de que no tuvo continuidad, los amantes del fútbol, especialmente los hinchas de Godoy Cruz y Nacional de Montevideo, lo recordarán por su alegría y su temple para anotar tantos.

VAVEL Logo