El entrenador provisiorio de Defensa y Justicia, Pablo De Muner, aseguró, en un reportaje con el programa de radio, Como te va Benedetto: “Con Hernán Crespo al igual que con Mariano Soso, teníamos muy buena relación. La charla era continua y trabajabamos con sparrings”. Por su parte reconoció: “Estamos esperando a ver qué decisión toma el club. Voy a dejar que las cosas sucedan y a partir de ahí veremos qué decisión tomamos para poder seguir con nuestro trabajo”.

Finalmente, el técnico del conjunto de Florencio Varela sostuvo: “Me gusta que mis equipos sean protagonistas y prioricen la pelota. Le damos mucha importancia al cómo, de qué manera ganar. Le damos mucha importancia al día a día. Nos gusta la tenencia de la pelota y el protagonismo en base a eso”. Por otro lado, comentó en una entrevista con el programa de radio Proyecto fútbol: "Me vengo preparando. Más allá de mi deseo es una decisión de los dirigentes si quedo definitivo en el cargo". Además afirmó: "El que manda es el juego. Si hay una jugada que requiere rechazo la tenes que hacer".

Por otra parte, de Muner también dejo su análisis en el programa de radio Enganche radio. En ese espacio expresó: "En Defensa y Justicia se pueden desarrollar cosas que en otros clubes no son posibles". En esta línea agregó: “Tiene un modelo bien definido. Cuando llegamos nosotros tratamos de trasladar eso a los juveniles".

Luego informó: "Al principio, cuando llegamos, trabajamos sólo con Reserva y cuarta división. Pero luego armamos un programa de metodología para todas las inferiores". A su vez describió: "El objetivo es facilitarle a los entrenadores una base conceptual para que tengan un punto de partida desde donde ir. Luego cada director técnico le pone su impronta y su forma de proyectarlo".

Más tarde detalló: "Con la pandemia, aprovechamos para trabajar con los chicos con temas de nivel cultural, racismo, dictadura y otras cuestiones. Está bueno saber de dónde venimos y que cada uno pueda pensar". Asimismo, señaló: "Cuando ganaron la copa tratamos de orientarlos con respecto al dinero que recibieron como premio. La intención es aconsejarlos de la mejor manera posible. Aunque siempre hay alguno que al principio no escucha pero después termina entendiendo".

Por último opinó: "No hay que encasillar al futbolista. Hay que darle posibilidades para que crezcan y conozcan. Mi familia me inculcó los valores y el respeto, pero no tanto lo cultural. Por eso trato de incorporarlas ahora y trasladársela a los jóvenes".

VAVEL Logo
Sobre el autor