Segundo triunfo consecutivo para el equipo del "mono" Burgos
El conjunto granate ganó un partido clave y sigue sumando para salir del fondo de la tabla. Fuente: (La Capital de Rosario)

Newell’s se impuso en su casa ante un rival necesitado de puntos, Patronato, que intentó pero no le alcanzó. El conjunto rojinegro hizo lo suficiente para validar la propiedad del triunfo y extiende la racha favorable en la que Burgos está invicto como DT. Estos tres puntos le que le otorgan la tranquilidad pensando en lo que se viene.

En el final del primer tiempo, nuevamente con una jugada de pelota parada de cabeza y rebote Diego Calcaterra buscó el gol y lo encontró. Provocando el error en el rival y empujando Newells se adueñaba del partido. El Newell’s de Burgos trabajó la variedad de recursos y a sabiendas de las dificultades que tuvo su equipo para poder articular juego cuando la certeza no se logró y los rivales rompieron en el mediocampo, las jugadas con pelota parada asomaron como un atajo para intentar desnivelar. Por eso el equipo del Mono demostró que ensayó.  Un lateral largo hecho con las manos hacia al área se hizo un hábito. Los córners con superpoblación a la altura del primer palo empezaron a ser redituable. Así vulneró a Lanús. Y también ahora lo hizo con Patronato. Entre Calcaterra y Sosa Sánchez saltaron y le pelota rebotó y se metió.

Newell’s prefirió el atajo de la resistencia por momentos. Y allí sobresalió el trabajo de Lema, una verdadera muralla para todos los intentos de Patronato, que llegaba pero sin profundidad. La lesión de Cristaldo impuso mover el tablero del Mono. Nadalín entró por él y Calcaterra fue a su puesto natural de volante central. Los últimos minutos encontraron a Newell’s despejando con apuro en su área y buscando a Pablo Pérez para tratar de tener la pelota, y favorecido porque los jugadores de Patronato mostraron mucha impericia para definir.

Nacho Scocco apareció con su jerarquía cuando el partido se moría sacó a Newell’s del sufrimiento. Convirtió un golazo y estampó el 2 a 0 definitivo. Aunque el funcionamiento no volvió a ser como en el complemento contra Lanús, sumar siempre otorga crédito de confianza y tiempo para seguir afianzando el juego que busca el entrenador.

VAVEL Logo