Horizonte Celeste

En el marco de los 16avos de final de la Copa Argentina, Temperley le ganó a Talleres (RE)  por 4-0 en el Estadio Ciudad de Caseros y así avanzo a los octavos de final de la competición. Más allá de lograr la victoria, se destaca la manera en como el gasolero obtuvo el pase, ya que dominó a su rival en todo el partido.

Todo empezó bien para el Celeste. Ya a partir de los 3', en un centro que tras varios cabezazos Mauro Molina se la baja a Jose Vivanco que pone el pie de una forma impecable para que salga directo al palo izquierdo de Ezequiel Cacece. Ya con el gol realizado y estando abierto el partido, Temperley empezó a manejar la pelota con mucha tranquilidad y siguió inquietando a Cacece, que tuvo mucho trabajo en la primera parte: Le desvió remates a Campana, Toledo y al propio Mauro Molina, esta última la más clara después del gol, donde remata y el arquero se luce volando y despejando la pelota al lado izquierdo.
Llegada la media hora del partido, Fernando Enrique se iría expulsado por doble amarilla en el conjunto albirrojo. Después, tendrían amarilla Agustín Sosa y Brian Machuca en el equipo de Fernando Ruiz

A partir de acá lo que importaba era encontrarse con el segundo gol, pero las intervenciones del arquero de la T en el primer tiempo hizo que el resultado siga estando parejo. Pero a los 51' Lucas Baldunciel puso las cosas 2-0 y ya la situación era de mucha más calma y seguridad. A los 71' Ruiz empezó a mover el equipo y metió a Facundo Pumpido por Mauro Molina, aunque a los 72' se llevaría una amarilla (Que tranquilamente pudo haber sido roja). A los 76' Tobías Reinhart ingresó por Agustín Campana pero su suerte sería distinta, ya que al minuto haría el tercer gol tras tener una segunda oportunidad, ya que en el primer remate Cacece se lo había atajado. Concluiría la historia Agustín Allione quien tras un desborde y pase atrás de Elías Contreras, que había ingresado al campo minutos antes por Agustín Sosa, le cedió el balón para que ponga el 4-0 y el resultado final.

Pitido final y alegría total en el conjunto gasolero. Necesaria victoria para Ruiz y todo el equipo en lo que fue la mejor actuación de todo el ciclo. Pasaje a octavos y el cheque de un millón cuatrocientos mil pesos que nunca vienen mal. En una semana, Temperley encuentra un horizonte celeste, tras la victoria ante Chacarita y hoy, queda en una nueva fase de copa y si bien en la tabla de la Primera Nacional se encuentra anteúltimo, solo está a 3 puntos de San Martín (T) el último clasificado parcialmente al reducido. Este es el camino, este es el rumbo, y así lo hizo saber Ruiz al final del partido.

VAVEL Logo