39 días separaban a Racing de su último partido oficial, todo lo contrario a San Pablo, que disputó el campeonato Brasileño durante el transcurso de la Copa América. A pesar de esto la diferencia no se notó en la cancha. La Academia se impuso y el club local se terminó llevando, en su cancha, un punto antes que perdiendo dos.

El equipo de Pizzi salió a al terreno de juego con una línea de 5 en la que Mauricio Martínez era el Libero a partir del cual Racing salió desde su área con pelota dominada. Todo balón pasaba por "El Flaco". Por el otro lado, San Pablo siguió la misma fórmula, aunque no estaba tan marcado quien sería el conductor del equipo para las salidas por abajo. La falta de alguien que empiece las jugadas se notó en el equipo de Crespo.

El encuentro en general tuvo una imagen que presentó a Racing dominando, imponiendo presencia en el Morumbi, mientras que el objetivo de San Pablo, o la intención mejor dicho, fue robar y salir rápido con la velocidad como cualidad imperante. Ambos equipos durante el transcurso del cotejo presentaron errores no forzados, y se observaba que los futbolistas debían tomarse un tiempo para controlar la pelota debido al resbaloso campo de juego.

Durante los 90 minutos Racing dio impresión de ser mejor equipo que San Pablo. La presión alta de sus delanteros, y, principalmente, las subidas de Mena y Cáceres fueron las armas principales del equipo de Avellaneda. Aunque demasiados fueron los pelotazos a Enzo Copetti en búsqueda que el delantero aguante y busque agua en lo que parecía ser un desierto en ciertas ocasiones. Le faltó profundidad al equipo celeste y blanco.

Pero si marcamos las deficiencias del visitante, hay que mencionar que también fue notorio el por qué El Tricolor se encuentra en la parte baja de la tabla en Brasil. Un equipo que nunca supo si ser decididamente ofensivo o defensivo, y que dependía de alguna individualidad o error del contrario para generar, o amagar a lastimar al rival.

Con el panorama anteriormente mencionado, y la poca creatividad del local, el gol tuvo que llegar por un grosero error de Gabriel Arías, que a los 34 de la primera mitad, dio un rebote tras un centro y dejó la pelota servida para que Vitor Bueno la tenga que empujar nada más. No lo podían creer Pizzi y compañía. Un partido que estaban dominando se les escapaba de las manos.

A partir del gol Paulista, hubo 5 minutos letales en donde la serie pudo haber sido liquidada. Un Racing desconcertado, todavía sin haber digerido el golpe, sufrió 2 ocasiones claras de gol que, gracias a un gigante Arias, por un lado, reivindicándose de su error, y la mala elección de los delanteros Brasileños, por el otro, terminaron en nada más que un susto.

Cuando parecía terminarse la primera mitad, a falta de segundos para que el árbitro John Ospina pite el final, Copetti peleó, creó e inventó el gol que terminaría siendo definitivo en el marcador. Gran jugada del delantero que remarca aún más el paso firme que está teniendo el ex Rafaela por La Academia.

Así termino el primer acto, donde el equipo de Avellaneda, al contrario de lo que muchos podían imaginarse en la previa, fue amo y señor de la posesión del balón en Brasil. Aunque cabe aclarar que, como bien se mencionó previamente, esta posesión fue pocas veces traducida en ocasiones reales de peligro.

La tónica del segundo tiempo fue prácticamente la misma, aunque esta vez sin nadie que rompa el 1-1 que terminó siendo definitivo. La más clara la tuvo Racing a los 84 minutos del cotejo, tras una gran proyección del recién ingresado Fabricio Domínguez, quien fue el que colocó un centro espectacular a la cabeza de Mena que erró frente al arco contrario. Si alguna iba a tener Racing para ganarlo, fue esta.

Muchos cambios por ambos lados pero que, en definitiva, no terminaron siendo decisivos para el resultado final del partido. Racing y San Pablo igualaron y se verán las caras la semana que viene en el Cilindro de Avellaneda donde los dirigidos por Pizzi intentarán hacer valer el gol de visitante, y así poder clasificar a los cuartos de final del máximo torneo continental a nivel clubes en América Latina.

La Pizzineta puso primera y arranca la temporada. La próxima parada tiene como destino Liniers, para enfrentar a Vélez en lo que será el arranque del torneo Argentino.

VAVEL Logo