No olvidemos al Morro

Cuando el 6 de enero de 2016 se anunció el fichaje de Santiago García proveniente del River Plate uruguayo no se podía vaticinar el impacto que generaría más adelante, sí se tenía buenas expectativas por venir de convertir 10 goles en 15 partidos en la última temporada con el equipo uruguayo. En su primera temporada con el Tomba se ganó el afecto del hincha por la dupla letal que conformó junto al ecuatoriano Jaime Ayoví, recibiendo el apodo de los “rompe redes”.

Ese impacto no era para menos si se tiene en cuenta que en el torneo transición de aquel año constaba de dos zonas en la que cada puntero de ambas se enfrentaban en una final única en el Monumental para definir al campeón, el Bodeguero dirigido por el Gallego Méndez fue uno de los protagonistas en una zona donde se hizo presente la polémica. Y es que allí luchó cabeza a cabeza por el liderazgo contra un San Lorenzo que se encontraba en boca de todos por algunos fallos arbitrales que lo beneficiaban. A pesar de ello, Godoy Cruz llegó a la última como líder del grupo en igualdad de puntos que con el Cuervo, pero más diferencia de goles, pero allí perdió el interzonal ante San Martín de San Juan, mientras que los de Boedo rescataron un empate ante Banfield de local que le permitió acceder a la final que Lanús ganó al vapulearlo por 4-0.

El Morro fue uno de los líderes de la exitosa campaña que ilusionó con bastante fuerza al pueblo tombino y en la cual se destacó siendo uno de los goleadores del certamen con 9 goles en 14 partidos. A partir de este momento, el ariete uruguayo fue uno de los referentes del equipo en el que se depositaban las expectativas en cada fecha. Sin embargo, en la temporada siguiente, el Tomba no tuvo el mismo a protagonismo a pesar de que hizo una campaña aceptable al terminar 14° en un torneo de 30 equipos y a un punto de los puestos de copas.

En aquel campeonato, García solo pudo convertir en 7 oportunidades en los 21 partidos que disputó, por lo que se especulaba que su buen rendimiento anterior fue un golpe de suerte que no se volvería a repetir, pero en este momento fue clave el respaldo recibido por el hincha que no olvidó su exitosa primera temporada. Ante esa muestra, el Morro realizó la mejor muestra de agradecimiento al hacer historia nuevamente en la Superliga 2017/18 en la que Godoy Cruz fue subcampeón a dos puntos del campeón Boca Juniors. El uruguayo fue el protagonista del equipo y del torneo al consagrarse como el "Máximo goleador" del certamen con 17 goles, convirtiéndose en el 2° jugador tombino en conseguir dicho logro, al igual que el 6° jugador uruguayo que termina como máximo artillero del fútbol argentino. Tras su logro, fue elegido por la organización del torneo como el "Mejor delantero del campeonato".

El Morro García no es un nombre vinculado a Godoy Cruz únicamente, sino que por sus buenos desempeños se convirtió en un jugador querido por el fútbol argentino. Tal es el caso que en todos los mercados de pases sonaba en otros equipos, incluso en los grandes de nuestro país que lo veían como una buena referencia de gol, estando cerca de abandonar a la institución tombina en algunas ocasiones. Sin embargo siempre decidió quedarse en lo que denominó en otras ocasiones como “su lugar en el mundo”. Una vez, en conversación con TyC Sports confesó lo siguiente: “Juego por amor más que por la plata, me han ofrecido muchísima plata para ir a muchísimos clubes, pero acá estoy tranquilo”.

Con 5 años de trayectoria en la provincia, pudo meterse al panteón de los ídolos de la institución por sus goles y campañas que contribuyeron enormemente a la historia tombina. Además, en ese lapso de tiempo quedó como quinto goleador histórico del club y como el jugador que más goles hizo en primera división para el Bodeguero. En Argentina siempre será recordado como el capitán de Godoy Cruz al que guio a primeros planos y le permitió terminar de hacerse un nombre en el fútbol nacional.

Tras el fatal desenlace en febrero de este año, el agradecimiento y cariño del hincha estuvo a flor de piel con grandes multitudes de personas en varios puntos del Gran Mendoza para acompañar los restos del último ídolo tombino que tendrá su memoria con vida junto a su dorsal 18 que jamás se volverá a vestir por otro jugador bodeguero. También se debe recordar los homenajes realizados a lo largo y ancho del país, al igual que en su tierra natal, Uruguay, para entender la magnitud de su esfuerzo y dedicación jugando al fútbol.

Por eso en esta ocasión tan especial en la que brindaremos mirando al cielo, recordamos el día en que Santiago “el Morro” García llegó al mundo para convertirse en unos de los grandes jugadores que se ha visto en Godoy Cruz, Mendoza y en Argentina.

VAVEL Logo