Sin nafta para el remate
Foto: Prensa Temperley.

En la fecha 28, justo la del regreso de los y las hinchas a la cancha, Temperley debería sufrir el asedio de los toritos de mataderos. Últimos en la tabla de la Zona A pero con las ganas eufóricas por el regreso, colmaron en lo que era permitido el Estadio.

El partido comenzaba con una jugada que no llega a conectar Facundo Pumpido tras un busca pie. A los 10' Agustín Toledo patea la pelota mordida para que el arquero Bottini la agarre sin problemas, en una jugada que se plantea porque no la paró antes de eso. A los 14' el local avisaría mediante una pegada de Gastón Esposito, también desviado. A los 20' Pittinari tras un centro de Pumpido cabecea y la pelota se va por arriba del travesaño. A los 32' el gasolero tendría la más clara con Agustín Allione, quien después de una buena jugada colectiva y enganchar a uno de los defensores, termina exigiendo al arquero Bottini, que la envía al tiro de esquina.

Poco más ocurrió no solo en el primer tiempo, sino en el segundo. Si bien parecía tener un atractivo cuando al minuto Chicago tendría un remate de Vázquez desviado y otra jugada clave en el gasolero que es un cabezazo de Franco Diaz, el partido se desinflaría por completo y no se generarían situaciones de gol. Eso sí, todo el estadio restando pocos minutos silvó en dos oportunidades a su arquero, Augusto Bottini, porque no sacaba rápido y así aprovechar posibles contras.

Un nuevo empate que aleja al Celeste de los puestos de Copa Argentina (queda a 11 unidades) y volviendo a desperdiciar situaciones de gol, esta vez cinco contadas por el cronista. Así también es muy difícil.

¿El próximo encuentro? Nada más y nada menos que contra el puntero, Almirante Brown. En ese encuentro del lunes 11 de octubre volverá la gente al Alfredo Beranger. De la disposición que sea, no olvidemos que la gente, cuando habla, suele tener razón. 

VAVEL Logo