El camino de Boca
Foto: Archivo

Ahora sí, para comenzar, recordemos aquel 03/03 donde se presentaba el primer rival de Boca Juniors, Claypole. Partido bastante disputado donde hubo jugadas claras de ambos lados, pero solo uno logró sacar ventaja. El encuentro finalizó 2 a 1, con goles de Sebastián Villa quien estaba ubicado en el centro del área, remató al palo derecho para marcar el primero del “Xeneize”. Luego Leonel Landaburu, desde un córner, clavó un remate al primer palo, de zurda. Para cerrar el marcador estuvo Gonzalo Maroni, misma ubicación que Villa, distinto destino. Esta fue al centro del arco.

Como segunda instancia, el equipo de Battaglia, pasa a los dieciseisavos de final, cuyo rival termina siendo Defensores de Belgrano. El partido fue completamente dominado por el local, quien marcó 3 tantos. El primero y último, de la mano de Mauro Zarate, a través de un penal, mientras que Emmanuel Más se encargó de anotar el segundo de la noche.

Así es como el club ubicado en “La Boca”, se consolidaba cada vez más a través de sus pasos. El próximo partido que le esperaba era frente a su clásico rival, River Plate. Partido totalmente discutido en boca de todos. Si bien el encuentro no tuvo goles en los 90´, hubo jugadas muy peligrosas, como una contra de Julián Álvarez con un centro atrás, hacia Bruno Zuculini quien no tenía otra opción que rematar al arco, aunque finalmente termina un poco desviado.

La diferencia comenzó a ampliarse en los penales. Resultado final por el cual Boca Juniors logró pasar a los cuartos de final, fue de una ventaja por 4 a 1.

La tanda de penales la abrió Marcos Rojo, con una definición clavada al segundo palo. Luego por el lado del visitante, fue Julián Álvarez quien terminó fallando debido a la atajada del arquero. Después Juan Ramírez consiguió abrir la próxima puerta para soñar, marcando el 2 a 0 en la tanda, enviando la pelota casi al ángulo del palo izquierdo.

Ya por segunda vez consecutiva que River falla, esta vez por parte de Braian Romero, quien mandó la pelota metros fuera del arco, solamente quedaba una oportunidad, que sí va a ser aprovechada por David Martínez, pero, no obstante, no alcanzó para poder revertir el resultado, ya que Cristián Pavón, y Carlos Izquierdoz se encargaron de finiquitar el resultado con definiciones de calidad.

  • Últimos dos partidos del “Xeneize” antes de la final.

El 22 de septiembre se enfrentó a Patronato Paraná, donde ocurrió lo mismo que la fase anterior, se terminó definiendo por penales. Del lado del visitante, Rojo, Izquierdoz, Molinas y Pavón se encargaron de marcar cada uno su tanto, mientras que el local, de la mano de Palavecino e Ibáñez pudieron convertir, pero a Marín y a Sosa les faltó afinar un poco más a su definición.

El sueño se encontraba en la palma de la mano, nadie podía romper esa barrera de llegar a la final, excepto que Argentinos Juniors, último equipo antes de saber quién sería el finalista, tuviera un as debajo de la manga. El encuentro se dio en el estadio Malvinas Argentinas, donde ambos equipos tuvieron oportunidades clarísimas, pero una sola, caída del cielo logró que Luis Vásquez, luego de una falta provocada por Carlos Zambrano pudiera marcar el primer y único gol de la noche tras el tiro libre con un centro perfecto para que la jugada finalice con un remate al lado derecho del arco dando pase a la tan soñada y planeada final.

Para finalizar este recorrido de Boca a la final, te traemos las estadísticas de la undécima edición de la Copa Argentina. Esta misma ya fue ganada tres veces por Boca Juniors, al igual que River Plate, una por Rosario Central, Arsenal de Sarandí y Huracán.

VAVEL Logo