La Academia empató sin goles en su debut
Edwin Cardona debutó con la camiseta de Racing (Imagen: Fotobaires)

La pelota volvió a rodar en las canchas del fútbol argentino y esta vez era el turno de Racing y Gimnasia. Las periferias del Cilindro se tiñeron del celeste y blanco tras la llegada de cientos de hinchas de La Academia ilusionados por el arranque de una nueva temporada. 

A pesar de que el 2021 fue un año para el olvido, hay esperanzas en Avellaneda debido a que Racing fue el equipo que más gastó en este mercado de pases: casi 9.500.000 USD. Cinco fueron los refuerzos en total. A pesar de que esto no te asegura el éxito ni mucho menos, lo cierto es que Gago cuenta con más materia prima y tiempo de trabajo que en la temporada anterior.

A pesar de todo, la ilusión y paciencia de los hinchas duró poco, y esto debido a el nivel mostrado por el conjunto celeste y blanco en el estreno frente a su gente.

El primer tiempo brilló por la ausencia de juego de ambas partes. Asociaciones colectivas, automatismos y triangulaciones, entre otras cuestiones tácticas, fueron las que no aparecieron en la tarde de Avellaneda. El Lobo dejaba que los centrales académicos tengan la pelota, pero, sin embargo, apenas el balón llegaba a Mauricio Martínez, asfixiaban al local impidiéndole salir por abajo. 

Las pocas emociones que hubo fueron producto de jugadas individuales o pelotas paradas, cuestión en el que tanto el equipo de Avellaneda, como el de La Plata, mostraron algunas deficiencias a la hora de la marca. El mediocampo de Racing fue superado durante toda la primera mitad. Martínez y Miranda, los encargados, a priori, de cortar el juego rival y producir el propio, estuvieron muy imprecisos, y cometiendo demasiadas faltas a causa del mal funcionamiento del equipo. 

El equipo de Pipo tampoco se lució demasiado. Estaba claro que el plan era cortar los circuitos del local en la mitad del campo y salir rápidamente con pases de Alemán dirigidos a Sosa Acosta y, principalmente, a Carbonero, la joya del Lobo. Pero lo que hay que mencionar es que el Colombiano quedaba demasiado solo en cada pique en largo, esto debido a que sus propios compañeros no igualaban su ritmo, y a las constantes faltas del local sobre el joven. 

Yendo a lo fáctico, la más clara la tuvo Racing desde los 12 pasos. Tras una clara falta de Gerometta hacía Mena, el mejor jugador del partido hasta ese momento, el árbitro Yael Falcón Pérez no dudó en pitar penal para La Academia. Lo cierto es Rodrigo Rey, el arquero tripero, venció en el duelo a Javier Correa tapándole el penal e impidiéndole destrabar un partido que, como bien venimos describiendo, estaba anémico de situaciones de peligro y fútbol. 

Matías Rojas intentado desequilibrar al mediocampo rival (Imagen: FotoBaires)
Matías Rojas intentado desequilibrar al mediocampo rival (Imagen: FotoBaires)

Durante la segunda mitad del encuentro el semblante general fue el mismo. El aspecto combativo se impuso al futbolístico, la fricción a la asociación, algo raro a pensar en un equipo con las ideas futbolísticas que pregona su DT. Esto nos indica que La Academia no pudo plantear en la cancha lo que su entrenador ideó en la semana

Lo concreto es que Racing tuvo más la pelota que en el primer acto, mientras que El Lobo se replegó e intentó copiar nuevamente la fórmula que venía llevando a cabo. En cierto punto lo pudo lograr, ya que La Academia nunca pudo romper el esquema defensivo del equipo de La Plata. Nula caridad y funcionamiento de los dirigidos por Fernando Gago.

Las chances claras estuvieron del lado de Gimnasia en este caso: el "Chila" Gómez se lució y despejó dudas para aquellos que tenían poca confianza en el arquero tras la lesión de Arias. El juvenil surgido en el predio Tita hizo olvidar la ausencia del futbolista nacionalizado Chileno. Tan solo faltando un minuto para llegar a los 45´, Carbonero tuvo la más clara del partido, quedó mano a mano frente al arco del local y, con una tapada espectacular, Gómez impidió lo que hubiera sido la derrota de La Academia. Se ganó los aplausos de todo el Cilindro.

  • El Resumen del Partido

Final en Avellaneda. Poco para rescatar en un partido donde las interrupciones y faltas abundaron por doquier. Racing salió del terreno de juego con algunos silbidos desde la tribuna. El crédito se le empieza a agotar al DT y su plantel y la presión de sumar de a tres se vuele cada vez más necesaria. 

 

VAVEL Logo