Alivio en Núñez: dos de alta
SEGUIRÁ CONTROLADO. Rojas, seguirá siendo chequeados por el cuerpo médico de River. Foto: Web

Durante las horas previas al partido de esta noche ante Fortaleza, en el debut de local en la Copa Libertadores, River recibió dos buenas noticias previo a enfrentarse al conjunto brasileño, después de unos días de complicaciones por las duras lesión de dos jugadores del equipo conducido por Marcelo Gallardo. En primer lugar, Robert Rojas,, el paraguayo en el encuentro contra Alianza Lima en el bautismo en el certamen internacional, sufrió la fractura de tibia y peroné por una dura patada de Aldair Rodríguez en los últimos minutos del compromiso en el estadio Nacional.

En horas de este sábado, en la clínica Trinidad de San Isidro fue operado con éxito, aunque despertó la preocupación sobre su estado de salud post operativo en las horas siguientes. En medio de este panorama, el lateral derecho tuvo un espasmo coronario y debió realizarse estudios médicos para descartar cualquier tipo de patología.

Sin embargo, cuatro días estuvo en observación y en horas de este mediodía, fue dado de alta, se dirigió en un auto particular sin hablar con la prensa presente. La recuperación podría demandar de cuatro a seis meses aproximadamente, en las próximas horas emprenderá viaje a su Paraguay natal y allí, estará un mes antes de volver a Buenos Aires, será chequeado periódicamente por el inconveniente cardíaco.

Por otra parte, Flabián Londoño Bedoya, el atacante colombiano jugando en la reserva el domingo cayó brutalmente y tras someterse a los estudios médicos correspondiente se confirmó que se fracturo en la clavícula derecha. Otro que paso por la sala de operación, el delantero cafetero y una de las promesas del semillero, tendría entre ocho o diez semanas afuera de la cancha, en horas de la mañana de hoy, abandonó el sanatorio al igual que su compañero, ambos fueron parte de la delegación que viajo días atrás a Lima.

VAVEL Logo